La subida de tipos puede traer "una rápida descompresión"

El FMI prevé el alza de las primas de riesgo por la Fed

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde EFE

El FMI se suma a las voces que advierten de un período de volatilidad en los mercados en su informe de octubre sobre la estabilidad financiera mundial y reconoce que la subida de tipos de interés que prepara la reserva federal estadounidense va a suponer para el mercado financiero internacional “un ajuste sin precedentes” en el que las primas de riesgo “podrían volver a aumentar”.

El FMI recuerda que ese alza va a dejar atrás un período de tipos históricamente bajos, en el contexto de “una modesta recuperación cíclica”. Y advierte que esas condiciones de mercado “anormales” que los inversores han disfrutado hasta ahora tendrán que ajustarse “fluidamente al nuevo entorno”. “Existe el peligro de una rápida descompresión, sobre todo teniendo en cuenta que las estructuras de mercado parecen ser menos sólidas”, advierte la institución que preside Christine Lagarde. De hecho, argumenta que “los recientes estallidos de volatilidad en los mercados, las dislocaciones de liquidez a lo largo y ancho de las clases de activos de mercados avanzados y emergentes ponen de relieve este reto”.

En la rueda de prensa de la presentación del informe, José Viñals, director de Asuntos Monetarios del FMI, ha insistido en que la Fed debería esperar a subir los tipos. “Dada la mayor incertidumbre en la economía global, EE.UU. debería esperar a elevar los tipos de interés hasta que haya signos de la inflación sostenida al alza, con una continuada fortaleza del mercado laboral”.

En definitiva, el FMI apunta a la necesidad de una vuelta a la normalidad, después de un largo período de tipos en mínimos históricos, llena de desafíos que requieren “medidas de política contundentes” y que, de no aplicarse, tendrían un fuerte impacto negativo en el crecimiento mundial, de hasta un recorte del 2,4% para 2017 en el escenario más pesimista y respecto a las estimaciones d base.

Así el FMI, en aras de una transición controlada a un entorno de tipos de interés más elevado, reclama un esfuerzo continuo de la Reserva federal por mantener una comunicación clara, con la que absorber el alza de las tasas de interés sin sobresaltos.

A la zona euro le reclama avances en la arquitectura de la moneda común para apuntalar la confianza de los mercados y las empresas, con especial atención a medidas con las que afrontar la morosidad bancaria. A las autoridades chinas les pide reformas de mercado y el fortalecimiento de la banca para favorecer el desapalancamiento gradual de la economía.

A l conjunto de las economías emergentes, el FMI les reclama que desincentiven el apalancamiento excesivo y la acumulación de deudas con el extranjero en que han caído en los últimos años. Y en términos generales, reforzar las estructuras de mercado, especialmente en las economías avanzas y asegurar la solidez y salud de los bancos y del ahorro a largo plazo, sobre todo en aseguradoras y fondos de pensiones.

De cumplirse con todas estas medidas, y en el escenario más optimista que contempla el FMI, el PIB de la economía mundial se incrementaría un 0,4% por encima de la previsión de 2018.

Normas