Breakingviews

Samsung, más cerca de Intel que de Apple

Puede que Samsung Electronics sea el archirrival de Apple, pero el gigante de Corea del Sur se parece cada vez más al fabricante de chips Intel. Aunque las ventas de teléfonos inteligentes caen, el negocio de chips de Samsung es capaz de alimentar su balance. El crecimiento futuro puede depender más de los componentes que de competir con el iPhone.

Aunque el grupo tecnológico de 154.000 millones de dólares (unos 137.000 millones de euros) sigue siendo fabricante de teléfonos móviles más grande del mundo, está luchando para crecer. Samsung espera vender solo 75 millones de unidades de su modelo insignia Galaxy este año, por debajo de los 107 millones de hace dos años, calcula BNP Paribas.

La compañía espera vender solo 75 millones de unidades de su modelo insignia Galaxy este año

Sin embargo, el negocio de alto margen de semiconductores está más que compensando la caída. Es probable que la venta de chips de memoria a sus rivales –como Apple– incremente el beneficio operativo de la división de semiconductores a 13,6 billones de wones (unos 10.400 millones de euros) este año, calculan los analistas estiman de Maybank Kim Ing.

La creciente demanda de chips y pantallas de película fina es probablemente la razón principal por la que Samsung ahora espera que el beneficio operativo haya alcanzado 7,3 billones de wones (unos 5.600 millones de euros) en el tercer trimestre.

Para tener una idea de la escala, hay que comparar las operaciones de semiconductores de Samsung con Intel. Se prevé que el fabricante de chips estadounidense gane 10.500 millones de dólares (9.300 millones de euros) este año. Después de aplicar el 16% del impuesto de sociedades de Samsung, es probable que su división de chips traiga unos ingresos netos de poco menos de 10.000 millones de dólares.

El tamaño del grupo surcoreano con relación a su mercado de origen social significa que ha sufrido durante mucho tiempo un descuento. La comparación de diferentes fabricantes de chips puede ser complicada. Y los semiconductores siguen siendo un negocio muy cíclico. Pero cuando se trata de juzgar el comportamiento futuro de Samsung, Intel puede ser mejor referencia que el de Apple.

Normas