Las empresas abogan por incentivar el viaje de experiencias

Madrid afila sus armas para ser capital del turismo de compras

El presidente de Iberia, Luis Gallego, y el de El Corte Inglñes, Dimás Gimeno. En el centro, Cristina Álvarez, consejera del grupo de grandes almacenes.
El presidente de Iberia, Luis Gallego, y el de El Corte Inglñes, Dimás Gimeno. En el centro, Cristina Álvarez, consejera del grupo de grandes almacenes.

¿Es posible situar al barrio de Salamanca en el mismo escalafón que la Quinta Avenida o en los Campos Elíseos? España es el tercer país más visitado del mundo y año tras año acumula cifras récord en llegada de turistas extranjeros. Unos visitantes que hasta agosto han gastado 46.590 millones de euros, un 7% más que un año antes, cifra que desde el sector estudian cómo incrementar para evitar el manido paradigma de sol y playa con todo incluido.

Para ello, España busca posicionarse como referente del turismo de compras, aunque el escenario actual es “manifiestamente mejorable”, según destacó ayer el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, durante la celebración del Summit Shopping, Tourism & Economy. Gimeno, que acudió en compañía de Cristina Álvarez, consejera del grupo de grandes almacenes, señaló que mientras que “Francia recibe el 23% del gasto en compras de viajeros de fuera de la Unión Europea, Reino Unido el 18%, Italia el 16% y Alemania el 15%, España solamente el 3%”. Una cifra que según recordó, “no se corresponde en absoluto con la de pernoctaciones, que en España suponen el 21% de la UE”. “Hay una evidente desproporción entre la cantidad total de turistas que llegan a nuestra nación y el gasto en compras”, afirmó.

El presidente de Iberia, Luis Gallego aseguró que esa diferencia de gasto con otras ciudades como Londres y París “no está justificada” e insistió en que “nos hace falta creérnoslo”, por lo que abogó por impulsar la promoción en el exterior y fomentar el cambio “en el enfoque de la experiencia turística”.

Según datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo o World Travel & Tourism Council (WTTC), la industria de los viajes y turismo tuvo un impacto de 161.000 millones de euros en la economía española, lo que supone un 15,2% del Producto Interior Bruto (PIB) de 2014. Además, representó al 15,3% del empleo total del país el año pasado y las previsiones indican que la aportación de esta actividad al PIB crecerá un 2,3% de media en los próximos diez años. Desde la Organización Mundial del Turismo (OMT), su secretario general, Taleb Rifai, adelantó que España recibirá este año cerca de 70 millones de visitantes extranjeros este año.

Desde el Ejecutivo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría instó a “abrir la riqueza del turismo a otros sectores de la economía, así como acabar con la bipolaridad y la estacionalidad en un sector tan importante para la creación de empleo en el país”, mientras que el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, reconoció que España está “muy lejos” de otras ciudades competidoras y destacó que aún hay muchas tareas pendientes, tanto por parte de las Administraciones Públicas como por el sector privado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, destacó la relevancia de esta actividad para reducir la estacionalidad del turista y expuso que Madrid cuenta con “una amplísima oferta comercial, libertad de horarios”, así como de un entorno muy seguro, por lo que aseguró que su Ejecutivo trabajará “por fomentar un modelo de turismo rentable y sostenible” y se marcó como objetivo que Madrid desbanque a Londres como ciudad europea mejor posicionada entre los consumidores para hacer shopping. Por su parte, la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, instó a “revalorizar el comercio” y apostó por ofrecer un valor diferencial a los visitantes extranjeros. “Los turistas que vienen a Madrid compran poco porque ofrecemos lo que tienen los demás”, aseguró.

La necesidad de diversificar la oferta turística centró el mensaje de Josep Luis Bonet, presidente de Freixenet y de las Cámaras de Comercio, que destacó el poder del turismo de shopping como “acelerador de la economía” y que reconoció que, “con cierto retraso”, España, con Madrid y Barcelona a la cabeza, ha apostado por el turismo de experiencias. Bonet declaró que entre las dos grandes ciudades españolas, Barcelona cuenta con ventaja por ser un destino de referencia entre los cruceros y por el turismo de negocios, donde remarcó la importancia de eventos como el Mobile World Congress, que calificó como “la joya de la corona” y que pone a “Barcelona, Cataluña y España en el mapa”.

Entre los países emisores del viajero de shopping, China y Estados Unidos fueron algunos de los ejemplos. Dimas Gimeno destacó que China, al igual que otros países emergentes del continente asiático “cambiarán el tablero turístico mundial por cantidad de viajeros y por la calidad de su gasto” y afirmó que “quienes consigan atraer a Asia serán los ganadores de ese reto” y que los destinos con una atractiva propuesta para las compras “tendrán una clara ventaja competitiva para ganar la batalla de los 800 millones de nuevos viajeros”, que según las últimas previsiones habrá en el mundo en 2013.

Para impulsar esta actividad turística, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que el Ejecutivo anunciará en las próximas semanas medidas para agilizar los procesos para la devolución del IVA a los turistas extracomunitarios, conocido como tax free, y que trabajan en implementar un sistema telemático para la validación de las compras.

Los principales escollos a superar

La tarea de convertir a Madrid, y por ende a España, en un referente mundial del turismo de compras no es fácil. Durante la primera de las dos jornadas de la Summit Shopping, Tourism & Economy, los expertos destacaron los atractivos de la ciudad pero también sus debilidades frente a grandes destinos del shopping como París, Nueva York, Londres o Milán.

Países emisores: Las economías emergentes, entre las que destaca China, se han convertido en mercados emisores de turistas. Los viajeros del país asiático crecieron un 27% en 2014 y tuvieron un gasto en destino de 165.000 millones de euros.

En Rusia, la debilidad del rublo y las sanciones económicas impuestas por la UE penalizan desde 2014 la llegada de visitantes de este país. Una caída que el embajador de la Federación Rusa, Yuri P. Korchagin, vincula con el crecimiento del turismo de interior, que este año crecerá un 30%, mientras que la llegada de visitantes a España caerá un 34%. La embajadora de Emiratos Árabes Unidos, Hissa Abdulla Ahmed Al-Otaiba, destacó que España es el tercer país elegido por los turistas, por detrás de Reino Unido y Turquía, y que además es referente como destino de turismo de salud.

Conectividad: El presidente de El Corte Inglés destacó el “bajísimo, casi nulo, índice de conectividad con los países asiáticos, que son los que más gastan”. Frente a la opinión de Dimas Gimeno, el presidente de Iberia, Luis Gallego, afirmó que la ciudad “está bien conectada y tiene un fantástico aeropuerto con capacidad de crecimiento”.

Gallego recordó además que la aerolínea incrementará sus rutas de larga distancia, que está estudiando recuperar o abrir nuevas rutas a Asia, África y América y que “muy pronto tomaremos una decisión definitiva” sobre cuáles serán las nuevas conexiones. Pero afirmó que para que toda ruta sea rentable debe tener una demanda “continua y sostenible”.

Visados: El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, reconoció que España no ha sabido aprovechar “suficientemente” su potencial y abogó por agilizar la concesión de los visados turísticos. Dimas Gimeno, por su parte, recordó el acuerdo entre EE UU y China para un visado de múltiple entrada que, según las previsiones, podría suponer un incremento de los gastos del turismo chino de 21.000 a 85.000 millones en 2010.

Falta de iconografía: Frente a iconos como el de París como ciudad de la luz, Daniel Córdoba-Mendiola, fundador de la consultora The Hunter Projects, aseguró que en el caso de Madrid “me cuesta encontrar un imaginario que pueda construir Madrid y que relación quiere construir con su pasado y cómo lo quiere presentar”.

Horarios comerciales y tasa turística: La creación de tasas turísticas, como las que existen en Cataluña, o en ciudades como Venecia, es vista por Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriot como un elemento “de país tercermundista”. García-Legaz destacó la necesidad de flexibilidad horaria: “Para que un turista compre, la tienda debe estar abierta, y puede parecer una perogrullada pero el turista compra cuando considera que debe hacerlo, no cuando se lo indican las Administraciones públicas”.

Relación entre empresas y Gobierno: Cristina Cifuentes se comprometió ayer a dar “todas las facilidades que sean precisas” para situar a Madrid entre los referentes del turismo de compras.

Normas