Soria afirma que el "consumidor ha sido engañado"

El Gobierno exigirá que VW devuelva 1.000 euros por cada coche trucado

Industria exigirá la cantidad por cada automóvil de la multinacional vendido a través del PIVE

Estudia junto a Abogacía del Estado demandar a la automovilística por "daños y perjuicios"

La empresa suspende la venta de 3.320 coches afectados en stock

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado que el Gobierno reclamará a Volkswagen todas las ayudas recibidas dentro de los planes por eficiencia energética, el conocido como plan PIVE, en la compra de vehículos del grupo afectados por el caso fraudulento del software que alteraba los datos de emisiones contaminantes.

En declaraciones tras el acto del 50 aniversario de la refinería de La Rábida (Huelva) de Cepsa, Soria afirmó que estas ayudas del plan PIVE de 2.000 euros para la compra de un vehículo, de los cuales 1.000 euros venían directamente de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no le serán reclamadas al consumidor, que “ha sido engañado en su buena fe habiendo comprado un vehículo que creía más eficiente”.

“A la empresa no le ha parecido mal que se le reclame, ya que hay un reconocimiento explícito por su parte de que se ha procedido a instalar ese software que no medía correctamente las emisiones”, dijo.

Soria subrayó que Industria estudia actualmente con la Abogacía del Estado “cuál debería ser el procedimiento jurídico” para reclamar a la empresas esas ayudas a la eficiencia que se han dado directamente al consumidor”.

Asimismo, el titular de Industria señaló que el lunes se comunicó a Volkswagen que todos los vehículos que tengan incorporado un motor Euro5 diésel y que estén en el estocaje “no pueden ser vendidos en España”.

“Esto quiere decir que la autorización que con carácter general se había hecho a todas las marcas para que esos vehículos con motores Euro5 pudieran ser vendidos entre el 31 de septiembre de este año y el 31 de agosto del año próximo queda en suspenso para el grupo Volkswagen a la luz del reconocimiento que por parte de ese grupo de que en ese tipo de motores ha habido un software para trucar las emisiones de los motores”, añadió.

Soria afirmó que todavía se está a la espera de que el grupo automovilístico alemán “concrete” el número de vehículos que “han sido fabricados en España y cuántos han sido vendidos, fabricados o no fabricados en España”.

De todas maneras, subrayó que confía en que Volkswagen comunique la cifra “exacta de vehículos que con ese tipo de motor se ha vendido en España antes del 7 de octubre, fecha dada por Alemania al grupo para dar a conocer la cifra en todo el mundo. 

En paralelo el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha insistido hoy en que el Gobierno reclamara a Volkswagen la devolución de las ayudas recibidas si se comprueba que no ha cumplido los requisitos necesarios para tener acceso a ellas.

En declaraciones a los medios, tras comparecer en la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso, Nadal ha explicado que “lo primero” es “requerir información a las empresas” para conocer qué modelos y qué vehículos están afectados por la manipulación de los datos de emisiones de sus motores.

“A partir de ahí se tomarán las medidas pertinentes para que, en el caso de que hayan recibido algún tipo de subvención por el Plan PIVE o programas de Industria que no corresponderían porque no cumplían con los requisitos necesarios para ello, se procedería a la reclamación de las ayudas”, ha indicado.

Al ser preguntado por la posibilidad de retirar esos vehículos de la circulación, Nadal ha recalcado que lo primero es “ver el alcance y exigir a la empresa medidas correctoras para que se restaure la confianza de los consumidores”. “Los consumidores confiaban en que eran vehículos de bajas emisiones. En esas circunstancias no ha habido información correcta y eso debe ser corregido”, ha concluido.

Seat suspende la venta de 3.320 coches con el motor defectuoso

Por otra parte, Seat ha decidido suspender temporalmente las ventas y entregas de todos los vehículos nuevos equipado con el mencionado motor, actualmente en stock, y que suman la cifra de 3.320 unidades.

En relación con los vehículos en circulación, el grupo Volkswagen está actualmente investigando si existen desviaciones en relación con la legislación europea sobre emisiones y trabajando con sus departamentos de desarrollo para implementar las medidas técnicas que eliminen estas desviaciones sin coste alguno para los clientes.

Los propietarios de los vehículos equipados con estos motores, han explicado las fuentes, serán citados a los centros autorizados de servicio para realizar las medidas de revisión técnica correspondientes.

Además, Seat lanzará una página web en la que los clientes podrán obtener una respuesta directa a sus preguntas, y, aunque está en fase de desarrollo, la marca también prepara un motor de búsqueda en esta web para que los clientes puedan comprobar si su vehículo está afectado.

El portavoz de la compañía española ha insistido en que todos los vehículos nuevos de Seat en la Unión Europea están equipados con motores que cumplen todos los requisitos legales.

Las cinco marcas del grupo Volkswagen en España -Audi, Seat, Skoda, Volkswagen y Volkswagen Vehículos Comerciales- han paralizado la comercialización de 3.320 vehículos potencialmente afectados por el software que altera los datos de emisiones contaminantes, según ha explicado un portavoz del grupo.

"Como medida preventiva y de forma temporal”, la empresa ha suspendido la comercialización de estas unidades que aún permanecen en stock, hasta que Volkswagen de la solución técnica para resolver el problema.

Los vehículos paralizados ahora, ha insistido este portavoz, están equipados con la familia de motores diesel EA189 y están fabricados bajo norma Euro 5 y se desconoce en este momento si tiene el software fraudulento activado.

Se trata de unidades de algunos modelos aún pendientes de entrega o de comercialización fabricados hasta finales de mayo, fecha a partir de la cual las automovilísticas están obligadas a la fabricación de vehículos bajo normas de emisiones Euro 6, no afectadas por la manipulación que únicamente se ha producido en los vehículos con la norma bajo Euro 5.

Con esta suspensión se trata de evitar que los clientes sospechen de la compra de un coche fraudulento y los ahora bloqueados serán liberados para su comercialización cuando el grupo, en los primeros días de octubre, de la solución técnica para estos y los comercializados con estos motores desde el año 2009.

Este mismo portavoz insiste en que todos los vehículos potencialmente afectados son perfectamente seguros en la conducción. En el caso de la marca española y en relación con los coches comercialmente bloqueados está la última partida de unidades del Altea, modelo que ya no ha sido actualizado a Euro 6 y que se ha dejado de fabricar a finales de mayo.

Normas
Entra en El País para participar