Competirá con su nombre en 2016

Renault recompra su plaza en F1 a un inversor español

Vendió su equipo a finales de 2009 a Gerard López, hijo de padres gallegos

El piloto venezolano Pastor Maldonado, a bordo de su Lotus en el último Gran Premio de Japón de Fórmula 1
El piloto venezolano Pastor Maldonado, a bordo de su Lotus en el último Gran Premio de Japón de Fórmula 1 EFE

El fabricante francés de automóviles Renault volverá a tener escudería propia de Fórmula 1 en 2016. Según un comunicado hecho público hoy por su división deportiva, la marca del rombo confirmaba que ha redactado una “carta de intenciones” con Gravity Motorsports, dueña del equipo Lotus, para la adquisición de una parte “mayoritaria” de la escudería, que podría ser del 65%. De esta forma, Renault no hace sino confirmar lo que, desde hace meses, era un rumor más que extendido en el entorno de la Fórmula 1:que pasará de desarrollar motores para terceros equipos a recuperar su propia estructura.

Gerard López, propietario del fondo Genii Capital
Gerard López, propietario del fondo Genii Capital

La crisis económica y financiera, que afectó de manera frontal a los fabricantes europeos de automóviles, incluido Renault, le llevó hace seis años a replantearse su papel en la Fórmula 1. En 2002 había recuperado su propio equipo, después de haber sido durante más de 10 años proveedor de motores de escuderías como Williams o Benetton. En 2009 decidió poner su plaza a la venta, culminando un periodo de siete años en los que se alzó con dos mundiales en la clasificación de pilotos, los dos del español Fernando Alonso, y en la de escuderías, en 2005 y 2006. Después vinieron el declive deportivo y las dificultades financieras. Renault no veía sostenible mantener una estructura propia, con los gastos que conlleva, tras anunciar en 2008 la destrucción de 5.000 empleos en su fábricas de Europa.

A finales de 2009 confirmaba la venta del 75% del equipo al fondo de inversión GeniiCapital, matriz de Gravity Motorsports, que está encabezado por Gerard López, un empresario nacido en Luxemburgo pero de padres gallegos. Fue el primer inversor de Skype, aportación que rentabilizó en la posterior venta a eBay, y opera en los sectores inmobiliario, tecnológico, energético y financiero, con especial presencia en Oriente Próximo, Asia y Rusia. Fue recibido en La Moncloa por Mariano Rajoy en 2014, y como reconoció en una entrevista a Abc, la entrada en la Fórmula 1 era una plataforma para llevar sus negocios a países que hasta ese momento se le resistían, dando por hecho que la inversión en la escudería nunca podría ser rentable. En 2010, se hizo con el otro 25% que seguía en manos de Renault, que, por su parte, se centró en su papel de proveedor de motores del equipo Red Bull, con el que dominó los campeonatos de constructores y de pilotos entre 2010 y 2013.

Una relación que se ha roto en pedazos este año y que ha servido, por un lado, para que Renault dé un paso al frente y garantice una trayectoria de 38 años en la Fórmula 1, y por otro, para que López venda un equipo que, como avisó, no es rentable. El 100% de Lotus se valora en unos 100 millones de euros.

Normas