El consejo de administración le designa presidente en sustitución del dimitido Martin Winterkorn

Volkswagen encarga su futuro a Matthias Müller

El recién nombrado presidente asegura que "no dejará piedra sin remover" para solventar el escándalo

Luca de Meo, hasta ahora director de ventas de Audi, será el nuevo primer ejecutivo de Seat

Michael Horn responsable del grupo en Estados Unidos, epicentro de la crisis, seguirá en su cargo

El Departamento de Justicia de EE UU confirma que inicia una investigación penal contra la alemana

Mattias Müller, nuevo presidente de Volkswagen
Mattias Müller, nuevo presidente de Volkswagen

El consejo de vigilancia del consorcio automovilístico alemán Volkswagen ha nombrado a Matthias Müller, actual presidente y consejero delegado de Porsche, nuevo presidente del consejo de administración del grupo Volkswagen, en sustitución de Martin Winterkorn que presentó el pasado miércoles su renuncia, con motivo del caso de la manipulación de las emisiones de los motores diésel. Müller mantendrá su cargo al frente de Porsche hasta que se encuentre un sucesor.

El presidente interino del consejo de supervisión de Volkswagen, Berthold Huber, dijo que Müller es una persona “de gran competencia social, empresarial y estratégica”.

Müller explicó en rueda de prensa que “mi tarea más urgente es devolver la confianza en el grupo Volkswagen, no escatimando esfuerzos y con la máxima transparencia” e hizo hincapié en que no se volverá a repetir un escándalo como el actual en la compañía.

Luca De Meo dirigirá los destinos del grupo Seat

Volkswagen encarga su futuro a Matthias Müller

En lo referente a España Luca de Meo (actualmente vicepresidente ejecutivo de Ventas y Marketing de Audi) ha sido nombrado nuevo presidente del Comité Ejecutivo de Seat. De Meo reemplazará a Jürgen Stackmann quien ha sido nombrado vicepresidente de Ventas, Marketing y Posventa de la marca Volkswagen y reportará al Herbert Diess, presidente del Comité Ejecutivo de Volkswagen Passenger Cars brand. Ambos ejecutivos tomarán posesión de su nuevo cargo el 1 de noviembre de 2015.

Francisco Javier García Sanz, presidente del consejo de Seat y vicepresidente mundial de Compras del Grupo Volkswagen, declaró: “Estoy orgulloso del trabajo realizado en los últimos dos años y medio por Jürgen Stackmann al frente de Seat. Ha indicao que, "este nombramiento no cambia la estrategia acordada o el objetivo de la compañía. Creemos que el actual plan logrará un crecimiento sostenible para SEAT en el futuro. La confianza del Volkswagen está confirmada por el reciente anuncio de los 3.300 millones de euros que se destinarán a I+D e instalaciones”. El presidente del consejo de Seat ha sido prorrogado cinco años más para continuar como responsable mundial de Compras del grupo.

El nuevo presidente del grupo Volkswagen señaló también que se “sacarán las consecuencias adecuadas de la actual situación”.

“Bajo mi liderazgo, Volkswagen hará todo lo que pueda en desarrollar e implementar los estándares de gobernanza y conformidad más estrictos en nuestra industria”, dijo Müller, de 62 años.

“Si logramos esto, entonces el grupo Volkswagen tiene la oportunidad de emerger de esta crisis con más fuerza que antes, con su fuerza innovadora, sus marcas fuertes y, sobre todo, su competencia y equipo muy motivado”, añadió Müller.

Volkswagen ha engañado de forma sistemática durante años al instalar un software en los motores diesel EA 189 que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno.

En la actualidad, Volkswagen emplea a 600.000 personas, de ellos 270.000 en Alemania, y tiene 100 fábricas en todo el mundo.

El grupo tiene doce marcas: Volkswagen, Skoda, Seat, Audi, Lamborghini, Ducati, Scania, MAN, Porsche, Bugatti y Bentley.

La llegada de Müller al sillón de mando del consorcio de Wolfsburg se produce después que Winterkorn presentara su dimisión el pasado miércoles, asumiendo la “responsabilidad” en el caso de los motores diésel, aunque afirmó “no haber hecho nada equivocado”.

“Hago esto por el interés de la compañía, a pesar de que no he hecho nada malo. Con mi dimisión, despejo el camino para el cambio”, aseguró el hasta entonces máximo responsable del consorcio germano, que ha provisionado 6.500 millones de euros por los posibles gastos derivados del problema de la manipulación de los motores.

Winterkorn llevaba al frente del grupo germano desde el 1 de enero de 2007, cuando sustituyó a Bernd Pischetsrieder y tras dejar su responsabilidad como responsable del grupo de marcas Audi, que incluía a las firmas Audi, Lamborghini y Seat.

Los nombramientos en la estructura de la compañía vienen acompañados de una profunda reestructuración de la organización mundial que hasta ahora tenia la multinacional alemana. Una nueva filial para norteamerica, que estará dirigida por Winfried Vahland, hasta ahora presidente de Skoda, agrupará las actividades de México, Cánada y Estados Unidos. En este punto, el consejo ha ratificado a Michael Horn, el autor de la frase "la hemos cagado" en referencia al engaño de la emisiones, seguirá al frente de la actividad en Estados Unidos.

El consorcio creará el nuevo grupo Porsche, que englobará las firmas deportivas Porsche, Bentley y Bugatti, con el fin de orientarse de una forma sistemática hacia las plataformas modulares de los vehículos en cada uno de los segmentos. Así, esta división se creará para los vehículos deportivos. Además, la estrategia de plataformas estará supervisada por el consejero delegado de Volkswagen y contará con un departamento separado para este propósito.

El grupo de marcas Audi, que incluye Lamborghini y Ducati, se mantendrá como hasta el momento, al igual que el de vehículos industriales, que la división de Servicios Financieros y que la de Ingeniería. De su lado, las marcas de volumen (Volkswagen, Seat y Skoda) contarán con un representante cada una en el consejo de administración del consorcio. 

Desde la compañía señalaron que Volkswagen Group se concentrará de forma más exhaustiva en la eficiencia y en las áreas de futuro, así como en nuevos campos como las cooperaciones o los coches conectados.

Una de las nuevas medidas de la compañía será englobar a nivel de grupo las estructuras y los procesos, especialmente en lo que se refiere a las marcas y a la contabilidad regional. Con ese objetivo, la marca Volkswagen introducirá una nueva estructura de gestiones con cuatro regiones, cada una de ellas encabezada por un consejero delegado, que reportará directamente ante el presidente de la firma, Herbert Diess.

Por otro lado, el departamento de Producción del grupo será eliminado con efecto inmediato y se delegará la responsabilidad a las marcas y a las regiones, lo que en palabras de Huber aumentará la independencia en el campo de la fabricación para firmas y regiones.

Después de que la automovilística comunicara el nuevo organigrama, Reuters ha difundido la información de que el Banco Central Europeo ha suspendido las compras de valores respaldados por préstamos de automóviles Volkswagen. La fuente consultada por la agencia afirmó que habrá una revisión antes de que se tome cualquier decisión final sobre si se debe excluir de forma permanente este tipo de papel en el programa de compra del BCE.

Asimismo, el departamento de justicia de EE UU ha confirmado que inicia una investigación penal contra la compañía.

Suspensión inmediata de varios empleados

El consejo de vigilancia del grupo alemán Volkswagen ha recomendado la “suspensión inmediata” de varios de sus empleados, a raíz de la información recopilada en relación con el caso de manipulación de las emisiones de los motores diésel de algunos de sus modelos.

En un comunicado, este organismo de supervisión aseguró que no hay excusa para las manipulaciones que han provocado un “profundo impacto” sobre la compañía y añadió que Volkswagen “no dejará piedra sin remover” para llegar al fondo del asunto y afirmó que tomará las acciones que sean necesarias.

Entre las primeras consecuencias de este caso, el consejo de vigilancia ha autorizado al presidente para que solicite a las autoridades alemanas y de la Unión Europea a que investiguen de forma objetiva y para que clarifiquen por completo la manipulación de los datos de emisiones de los motores diesel.

El vicepresidente de este organismo, Berthold Huber, indicó que la manipulación de los tests de emisiones representa “un desastre moral y político” para la empresa. “La conducta ilegal de los ingenieros y técnicos envueltos en el desarrollo de motores sorprendió tanto a Volkswagen como al público”, añadió.

Normas