Con un compromiso de inversión de 240 millones

El fondo Corestate insufla recursos para la torre de Villar Mir en la Castellana

El fondo Corestate insufla recursos para la torre de Villar Mir en la Castellana

Grupo Villar Mir ha encontrado una buena inyección para desarrollar su ambicioso proyecto de levantar la quinta torre del norte del paseo de la Castellana, junto a los cuatro rascacielos ya existentes. El promotor tendrá la ayuda del fondo suizo Corestate Capital, un aliado con el que a principios de año había formado la joint venture Iberian Corestate Capital.

En un comunicado, el fondo suizo avanzó que el proyecto supondrá una inversión de 240 millones de euros, aunque no especificó qué parte corresponde a cada uno de los socios.

La constructora se adjudicó en abril, en un concurso público promovido por el ayuntamiento de la capital, un suelo actualmente en desuso junto a las cuatro torres (una de las cuales, Torre Espacio, pertenece a Grupo Villar Mir a través de Inmobiliaria Espacio). La parcela cuenta con 67.000 metros cuadrados El terreno permite una edificabilidad de 70.000 m2, de los que deben tener uso dotacional 52.500 m2 y el resto serán destinados a zona comercial. Villar Mir ganó el concurso pagando cuatro millones al año al consistorio, según fuentes del mercado, durante 75 años.

Del espacio dotacional, un área de 52.500 metros se destinará a uso público, a fijar de acuerdo con las autoridades madrileñas, y para la que se baraja un hospital, una universidad privada o alguna escuela de negocios.

En principio, el sector daba como más probable que en ese rascacielos se instalara el hospital estadounidense Mount Sinai en su desembarco en España, pero los números no cuadraron a la entidad sanitaria, ya que consideraron el alquiler demasiado elevado para un uso dotacional, informan fuentes conocedoras de la operación.

El problema al que se enfrenta el rascacielos es que para ser rentable, según el sector, necesita cobrar rentas a los inquilinos cercanas al de las oficinas vecinas, aunque normalmente el uso dotacional cuenta con alquileres menores. Por eso, se piensa en la captación de algún proyecto educativo, que en principio podrían asumir mayores rentas.

De momento, como reconoce en el comunicado el fondo suizo, no cuenta con inquilino y señala como ejemplo de futuros moradores a “un hospital, universidad o Administración”. De hecho, no está previsto que la obra se arranque hasta que no se tenga claro el cliente y sus necesidades.

La parte estrella del proyecto serán, además, los 17.500 metros cuadrados restantes que albergarán espacios comerciales y de restauración y servicios, orientados a los numerosos trabajadores que ocupan las cuatro torres ya en servicio.

Para el fondo Corestate Capital se trata de la operación –que ayer adelantó el diario digital El Confidencial– con la que desembarca en el mercado inmobiliario español, en el marco de su incipiente recuperación y el interés que viene suscitando entre los inversores internacionales. De momento, las dos empresas habían presentado otros proyectos inmobiliarios, según fuentes del mercado, que todavía no se han concretado. En virtud del acuerdo, el fondo se encargará de gestionar el proyecto de promoción de la torre y de posteriormente alquilar sus espacios, además de diseñar la financiación de la operación. Grupo Villar Mir, de su lado, se encargará de la construcción.

Villar Mir tiene actualmente en venta Torre Espacio y ha desinvertido parcialmente de Colonial y Abertis en busca de recursos para hacer frente a la ampliación de capital en su cotizada OHL.

Normas