Busca mejoras para el ‘proyecto Canalejas’ de OHL

Carmena abre una vía a las grandes operaciones inmobiliarias

El consistorio se muestra conciliador con los promotores de las grandes operaciones de la ciudad: Distrito Castellana Norte, edificio Canalejas (de OHL)

Respecto a la Operación Campamento apunta a que corresponde a Defensa tomar la decisión de vender los terrenos

Terrenos donde está planeado el futuro Distrito Castellana Norte.
Terrenos donde está planeado el futuro Distrito Castellana Norte.

Nunca dijimos en campaña que fuéramos a parar las grandes operaciones inmobiliarias”. Con esas palabras, José Manuel Calvo, delegado de desarrollo urbano sostenible de la ciudad de Madrid, dejaba claro este viernes que el Ayuntamiento de Manuela Carmena (Ahora Madrid) tiende la mano a la iniciativa privada en los más notables macroproyectos pendientes. “Pero sí vamos a revisar las operaciones, igual que ha hecho Cristina Cifuentes (PP) con la Ciudad de la Justicia”, aseguró en un encuentro con la prensa.

Madrid busca apoyo privado para reformar la plaza de España

El delegado de desarrollo urbano, José Manuel Calvo, anunció también ayer que el Ayuntamiento de Madrid va a abrir un concurso internacional de ideas en octubre para reformar la Plaza de España, una obra de la que espera contar con fondos privados. Sigue así con la idea de la antecesora de Manuela Carmena en la alcaldía, Ana Botella, que ya había avanzado la intención de rehabilitar unos espacios degradados, sobre todo en los subterráneos de la plaza.

La idea original de Botella era contar con recursos privados que aportaran alrededor de la mitad de la obra, inicialmente prevista en torno a los 80 millones de euros. Para ello, se contaría con las empresas y hoteles de la zona, especialmente con el magnate chino Wang Jianlin, dueño del Edificio España y presidente de Wanda, que aportaría alrededor de 30 millones, según diversos medios. “Hablaremos con todos los agentes, no solo con Wanda, de hoteles y edificios anexos”, avanzó. “Vamos a buscar la colaboración público-privada para que el coste a los madrileños sea el menor posible”, añadió.

Aunque el consistorio mantiene abierto, precisamente, un conflicto con el magnate por el Edificio de España (donde irá alojado un hotel, centro comercial y viviendas de lujo), ya que el inversor chino quiere desmantelar el rascacielos para luego reconstruirlo, incluida tres fachadas con protección de patrimonio. “Hemos instado a Wanda a cumplir la ley”, recriminó el concejal.

Respecto al edificio de Canalejas, que desarrolla OHL junto a la Puerta del Sol, y al centro comercial de Madrid Río, dijo que eran operaciones que siguen en marcha. “Se está trabajando mano a mano con las empresas”. Las obras de Canalejas están paralizadas en un 10%, aproximadamente, por orden de la comisión de Patrimonio, ya que supuestamente el promotor ha derribado áreas protegidas. El siguiente paso es despejar las alegaciones de la empresa y conceder la licencia de edificabilidad que permita a la cotizada de Juan Miguel Villar Mir comenzar a construir el centro comercial, hotel y viviendas de lujo.

El concejal avanzó que los problemas que su departamento ha valorado corresponden al gran volumen que OHL pretende edificar junto al edificio de Apple en Sol, y respecto a la terminal de autobuses subterránea, que no considera que deba financiar el consistorio. “Las negociaciones se dan dentro de una cordialidad absoluta”, afirmó, para mejorar el proyecto.

Campamento

También valoró la llamada Operación Campamento. El ayuntamiento no va a reformar el plan ya aprobado en el distrito de Latina y pasa la pelota al tejado del Ministerio de Defensa, el encargado de subastar los terrenos. Está previsto edificar 10.700 viviendas en 1,5 millones de m2 en la primera fase. Inversión en la que supuestamente estaba interesado el magnate Wang Jianlin, dueño de Wanda Group (propietario del Edificio España en la capital y de una participación del Atlético de Madrid).

Calvo avanzó que el departamento de Pedro Morenés puede subastar el suelo porque los flecos que penden del Ayuntamiento son asuntos técnicos menores (entregar las referencias catastrales), que se resolverán en las próximas semanas. “Por parte del Ayuntamiento no existe ningún tipo de responsabilidad en la gestión de los terrenos. Otra cosa es que se quiera achacar de manera poco honesta una responsabilidad que no nos corresponde”, respondió el concejal.

En principio, el magnate chino ha mostrado interés en invertir 3.000 millones en diferentes complejos de ocio, centros comerciales y residenciales, incluido un gran casino. Sobre este aspecto, Calvo adujo que el promotor deberá respetar y ajustarse a los usos del plan urbanístico ya aprobado para la zona.

‘Operación Chamartín’, en fases

La mayor operación urbanística pendiente en Madrid es la conocida como Operación Chamartín, desarrollada actualmente por la empresa Distrito Castellana Norte (anteriormente denominada Duch). Un macroproyecto que lleva aparejado una inversión de alrededor de 6.000 millones de euros para urbanizar la ampliación del Paseo de la Castellana hasta la M-40. Esta zona se encuentra actualmente degradada y rota en dos partes por la Estación de Chamartín.

El plan que lo iba a permitir, pendiente desde los años noventa, se iba a aprobar inicialmente en la anterior legislatura, pero Ana Botella lo dejó pendiente.

“Hay cuestiones que pueden estar bien y hay cuestiones discutibles. Estamos en conversaciones con ellos para seguir adelante”, señaló el concejal de urbanismo José Manuel Calvo.

“De la propuesta, lo más discutible es el modelo de gestión, realizar la operación toda a la vez. En caso de que se considerara ir para adelante, debe ir por partes”, adelantó. “No queremos hacer una aprobación de un plan a un plazo larguísimo. En su momento se lo trasladé a Duch. Porque luego nos encontramos como en otros PAUs, donde se definen ámbitos de intervención amplísimos, bloques de viviendas perdidos en el vacío, como en la Ciudad de la Justicia”, añadió.

“Hay que ir por partes, hay que definir ámbitos abordables en plazos de tiempo razonables y a partir de ahí, si todo va bien y la demanda se cumple, se podría seguir para adelante”, anunció.

El 61% del suelo pertenece a Adif, y el resto a promotores privados, al Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Empresa Municipal de Transportes y Canal de Isabel II, entre otros. En estos terrenos se construirán 15.965 viviendas y otras 1.774 serían de protección oficial. El consistorio tendrá en propiedad alrededor de 600 hectáreas, que podrá vender a inmobiliarias.

Distrito Castellana Norte –empresa presidida por Antonio Béjar y controlada por BBVA (en un 72,5%) y Grupo San José– se ha comprometido a pagar más de 1.200 millones a Adif cuando se apruebe el plan. En juego están otras inversiones, ya que la empresa se ha comprometido a renovar el conocido como Nudo Norte (con alrededor de 150 millones de gasto), además de sufragar la ampliación del Metro. También la remodelación de la Estación de Chamartín queda pendiente. Según comunicó la empresa cuando presentó el proyecto, este desarrollo supondría 3.500 millones en ingresos fiscales para las Administraciones.

Normas