El grupo dedicará 4.200 millones a Landaben y Martorell

¿Afectará el caso Volkswagen a las inversiones en España?

Vista de la zona de aparcamientos de los coches recién salidos de la fabrica de la empresa Seat, en sus instalaciones de Martorell (Barcelona).
Vista de la zona de aparcamientos de los coches recién salidos de la fabrica de la empresa Seat, en sus instalaciones de Martorell (Barcelona). EFE

Las filiales en España de las diferentes marcas de automóviles piden “cautela” y están “expectantes” a cómo se desarrolla el escándalo que afecta a Volkswagen en Estados Unidos. El número de vehículos Volkswagen con este tipo de motor -EA 189- asciende a 11 millones en todo el mundo, según reconoció ayer la marca.

La mayoría de los portavoces de las marcas y del sector consultados por Efe han preferido no pronunciarse sobre el fondo de la cuestión, aunque coinciden en pedir cautela para que no se haga un mayor daño al sector del automóvil.  “Hay que esperar un tiempo porque las reacciones de los mercados, las bolsas y la opinión pública a corto plazo son un calentón”, según las fuentes.

 Queda por ver el efecto del caso sobre las inversiones previstas en España. Ayer, el ministro de Industria, José Manuel Soria, expresó su confianza en que el fraude “no afecte a los anuncios de inversión del grupo en España”. El grupo había anunciado en mayo su intención de invertir 4.200 millones de euros hasta 2019 en las dos fábricas que posee el grupo en España, la de Landaben (Navarra) y la de Seat en Martorell (Barcelona).  “Esperamos una explicación”, indicó el ministro. Soria subrayó que “sea cual sea la causa”, ésta “no afecte a las importantes inversiones”.

En esta misma línea se ha pronunciado el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi. Tconocerse que Volkswagen ha manipulado las emisiones contaminantes en EEUU, que “en este momento no hay nada que me haga ser menos optimista de lo que era en relación con el compromiso de Volkswagen y Navarra”.

Por su parte, los representantes sindicales del grupo Volkswagen se han mostrado “escandalizados” con la noticia relativa a la manipulaciones de los test de emisiones en unos 11 millones de vehículos del consorcio y han exigido una aclaración “amplia y completa” de los hechos “lo antes posible”. Así lo indica el presidente del comité europeo y mundial del grupo Volkswagen, Bernd Osterloh (miembro también del comité ejecutivo y del consejo de administración), en una carta remitida a los trabajadores.

En su escrito, remitido a Efe por el comité de empresa de VW-Navarra, Osterloh asegura que, en las reuniones de esta semana del Consejo de Administración, harán “todo lo posible” para que se dé “una rápida aclaración”. “Y veamos consecuencias personales”, agrega para afirmar que “esto no recaerá sobre ningún trabajador”. “No vamos a aceptar que las manipulaciones dañen la reputación de los empleados de VW como excelentes fabricantes de coches. Aquí ha surgido un daño de imagen para nuestra empresa, que sólo puede compensarse con una aclaración sin condiciones y una franqueza sin miramientos”, asevera.

Inversiones en España

El anuncio de los nuevos planes para España de Volkswagen se produjo hace apenas dos semanas, coincidiendo con una visita del presidente del Gobierno Mariano Rajoy a las instalaciones de Martorell (Barcelona). La firma dedicará 3.300 millones a esta fábrica hasta 2019. Supone incrementar en un 40% la inversión para Seat respecto de los últimos cinco años. Para Landaben se destinan otros 900 millones, lo que representa cuadruplicar la inversión respecto al lustro anterior.

El grupo adelantó que estos recursos se destinarían a impulsar nuevos proyectos de I+D para el desarrollo de vehículos en el centro técnico y a equipos e instalaciones en la fábrica, y que se traducirá, de momento, en el lanzamiento de cuatro nuevos vehículos en los dos próximos años.

En la actualidad, se fabrican en Martorell los modelos León e Ibiza y el Audi Q3. El primer modelo de esta ofensiva de vehículos de Seat será un todocamino (SUV por sus siglas en inglés) compacto, que llegará al mercado en el primer semestre de 2016. A este modelo seguirán otros tres, que los responsables del grupo no han querido adelantar.

Homologación en Alemania

Asimismo, Soria explicó que los vehículos de Volkswagen son homologados en su mayor parte en Alemania y que no ha tenido ninguna noticia acerca de problemas en este proceso de certificación. En Europa, los fabricantes deben llevar sus prototipos a un laboratorio independiente, conocido como servicio técnico, que compruebe que el prototipo cumple la reglamentación, y con el informe del servicio técnico la autoridad de un Estado Miembro emite un certificado de cumplimiento, llamado homologación.

El mecanismo es diferente en Estados Unidos, donde la reglamentación establece los límites y condiciones que se tienen que cumplir y los fabricantes se responsabilizan de que los vehículos que venden la cumplen.

Normas
Entra en El País para participar