Las más reñidas en 15 años

Claves para entender las elecciones de Grecia del domingo

Los griegos acuden a las urnas el próximo domingo en unas elecciones anticipadas.
Los griegos acuden a las urnas el próximo domingo en unas elecciones anticipadas. REUTERS

Tras la decisión de la Fed sobre los tipos de interés, Grecia cobra protagonismo. No en vano, el país heleno celebra elecciones anticipadas el próximo domingo y los sondeos no avanzan un claro vencedor, lo que genera incertidumbre en los mercados. De hecho, estos comicios, apenas ocho meses después de las anteriores elecciones parlamentarias (en las que venció Syriza) y después del referéndum de julio, se presentan como los más reñidos en 15 años.

Si bien en las elecciones del pasado mes de enero la posible salida de Grecia del euro si ganaba Syriza desató el nerviosismo entre los inversores, ahora la mayor preocupación es cómo se implementará el nuevo rescate a Grecia.

¿Por qué hay elecciones anticipadas?

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, dimitió como primer ministro a finales del pasado agosto y anticipó elecciones justificando su decisión en la necesidad de que el pueblo griego legitime el tercer rescate pactado con los socios europeos. Un rescate que Tsipras había prometido no aceptar y que finalmente suscribió, lo que propició la fractura de su propio partido.

Así, Grecia celebra elecciones por segunda vez este año. Como curiosidad, los griegos elegirán a su quinto primer ministro en cinco años después de siete elecciones en cinco años.

¿Qué partidos pueden formar Gobierno?

El partido de izquierdas Syriza, con Alexis Tsipras a la cabeza, y el conservador Nueva Democracia, capitaneado por Vangelis Meimarakis, son los que tienen más posibilidades de ganar las elecciones.

Los expertos descartan una gran coalición de los dos grandes partidos, de manera que, dado que no se barajan mayorías absolutas, es probable que tengan que buscar una coalición de gobierno con otros dos o tres partidos en función de cómo se reparta finalmente el voto.

Otros partidos que concurren a la cita electoral son Unidad Popular, surgido de la escisión de Syriza, y los neonazis de Amanecer Dorado, que podrían defender el tercer puesto.

También podrían entrar en el Parlamento los socialdemócratas de Pasok, el comunista KKE y el centrista To Potami.

¿Qué dicen las encuestas?

En la recta final de la campaña, que ha durado tres semanas, todos los sondeos dan un práctico empate entre conservadores e izquierdistas.

Según las últimas encuestas, no se puede dar una imagen fiable del comportamiento que tendrán los electores en las urnas, porque hay demasiadas incógnitas. Dos de ellas son el nivel de indecisos y de abstención. La mayoría de los institutos sitúan el porcentaje de indecisos entre el 10% y el 15%, mientras que no hay apenas cifras publicadas sobre la abstención.

¿A quién perjudica la abstención?

Los institutos demoscópicos coinciden en que una elevada abstención perjudica sobre todo a Syriza, que tiene un arraigo de voto mucho más bajo que la conservadora Nueva Democracia.

De acuerdo a las investigaciones demoscópicas, a dos días de las elecciones Syriza solo tenía asegurado al 64% de los votantes de enero, mientras que Nueva Democracia contaba con el 84%.

¿Cómo afrontan los griegos la nueva cita electoral?

A diferencia de las elecciones del pasado enero, muy ilusionantes para la mayoría de los griegos, estos comicios llegan con un parte de los griegos decepcionados con la clase política. Muchos pusieron sus esperanzas en Tsipras como azote de la austeridad que imponía Europa, pero el acuerdo sobre el rescate desilusionó a muchos que le habían respaldado. Tsipras ha reconocido que cometió fallos durante sus siete meses de mandato, y afirmó que el “el error más importante fue no haber exigido cosas más claras” al comienzo de las negociaciones con los acreedores.

“Creo que los ciudadanos no quieren más experimentos de Syriza, no quieren más mentiras. Hay que acabar con los ineptos, con la mentira... el experimento Syriza termina el domingo”, ha dicho su principal adversario Meimarakis.

¿Cómo funciona el sistema electoral griego?

El sistema electoral griego otorga al partido más votado un bonus de 50 en un parlamento de 300 escaños. En la práctica eso significa que si la primera fuerza ronda el 30% -en una cámara de siete formaciones- necesitará formar una coalición con dos partidos pequeños. Si se queda claramente por debajo del 30%, tan solo una gran coalición podrá garantizar la mayoría parlamentaria. Hace falta un mínimo del 3% para entrar en el Parlamento.

¿Qué esperan los mercados?

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, asegura que “en estos momentos, el programa de rescate marca claramente el camino a seguir en política económica a corto y medio plazo”. El principal riesgo es que este programa se incumpla. Así, el experto cree que “en un contexto tan complejo como el actual, tanto Europa como la clase política griega buscará la máxima flexibilidad posible en la gestión del programa”.

Normas
Entra en El País para participar