Números verdes en Wall Street

Qué impacto tendrá en las Bolsas la decisión de Yellen

La Reserva Federal y su influencia en la Bolsa Ampliar foto

Llegó la hora de la verdad. El mercado lleva semanas preguntándose qué ocurrirá hoy a las 20 horas (hora española). Entonces se sabrá si la Reserva Federal de Estados Unidos acuerda su primera subida de los tipos de interés en nueve años. ¿Será suficiente el buen estado del mercado laboral estadounidense para que el organismo presidido por Janet Yellen dé el paso o esperará a diciembre? ¿Frenarán las turbulencias en China el proceso de subida de tipos?

Son muchas las preguntas sin respuesta del mercado ante la reunión de la Reserva Federal. Anna Stupnytska, economista global de Fidelity, considera que “a la vista de la incertidumbre general sobre el estado de la economía mundial (al menos, tal y como la perciben los mercados) y los costes de subir los tipos demasiado pronto, los argumentos a favor de mantener una actitud de esperar acontecimientos siguen plenamente vigentes por ahora”. Esta opinión parece la más extendida en el mercado.

La reunión de hoy del Comité Federal de Mercado Abierto es completa. No solo se tomarán decisiones sobre los tipos de interés. También habrá rueda de prensa de Janet Yellen tras el encuentro, donde muchos expertos creen que estará la clave real para saber cuál será la reacción de los mercados, y actualización de las previsiones de la Fed. Los expertos de Barclays piensan que el banco central elevará sus previsiones de crecimiento para 2015, pero las rebajará para 2016 por el efecto de un dólar más fuerte, y que también revisará a la baja sus perspectivas de inflación y empleo.

No faltan en el mercado los analistas que recuerdan que la pregunta correcta que deben hacerse los inversores no es tanto cuándo subirá la Fed los tipos de interés sino cómo. En este sentido, el consenso espera un incremento gradual del precio del dinero que estará en función de los datos macroeconómicos.

Por su parte, Salman Ahmed, Estratega Global de Lombard Odier IM, es que la pregunta correcta es si la Fed podrá seguir subiendo los tipos de interés en un mundo con crecientes presiones deflacionistas. “Aunque decida comenzar el ciclo de subidas en los próximos días o meses, encontrará difícil mantener el camino debido a las señales de inflación reducida a nivel mundial que abogan por más política monetaria expansiva en vez de por menos”, aporta.

Tampoco está claro qué reacción tendrán los mercados ante la hipotética subida de tipos. Los expertos de Link Securities creen que un incremento ligero del precio del dinero sería positivo porque disiparía la incertidumbre. “Si retrasa el inicio del proceso, como creemos que están descontando los mercados, el mensaje sería que tiene dudas sobre la fortaleza de la economía de EE UU y que le preocupa el impacto de la ralentización de la economía de China y de otros países emergentes en la misma, lo que podría ser recibido negativamente por los inversores, quizás no en un principio, pero sí a medio plazo”, aportan.

Si la Fed sube los tipos de interés, precisamente los mercados emergentes podrían ser los más dañados, puesto que se acelerarían las salidas de capitales de aquellos países. Desde Axa IM creen incluso que “la introducción de controles de capitales es un riesgo, creíble, en particular en Malasia,Indonesia y Brasil”. Ayer, las divisas emergentes no se debilitaron a la espera de la reunión. Más bien, al contrario. El rublo ruso se apreció un 1,9%; el rand sudafricano, un 0,9% y el real brasileño, un 0,5%.

Normas