El acuerdo afecta a las oficinas ágiles, multicanal y centros de recuperación

Bankia pacta nuevos horarios para una parte de su plantilla

Fachada de una oficina de Bankia
Fachada de una oficina de Bankia

Es posible llegar a acuerdo de horarios singulares, que puedan aplicarse a un conjunto de oficinas bancarias para abrir por la mañana y por la tarde, un debate que Bankia ha vuelto a abrir con la negociación del nuevo convenio colectivo, explican fuentes sindicales. Estas fuentes aseguran que en Bankia se ha conseguido firmar el pasado jueves un acuerdo sobre el horario y las condiciones laborales para más de 200 oficinas que necesitan desarrollar sus funciones en una jornada distinta a la habitual del sector.

A estas oficinas se le acaban de sumar también otros 200 empleados que trabajan en el proyecto multicanal y que también desarrollan su labor profesional en jornadas diferentes a las de las oficinas tradicionales de banca, cuyo horario es de 8.00 horas de la mañana a 15.00 horas de la tarde.

CC OO, Accam, SATE y CSICA, firmaban con Bankia el jueves por la tarde un acuerdo sobre las condiciones laborales para los empleados que mantienen una jornada laboral de mañana y tarde en las oficinas denominadas ágiles, en los centros de liquidación y recuperación, para la plantilla que ofrece servicios multinacales (destinada a clientes que no acuden habitualmente a la sucursal) y para la que ofrece servicios en el ofibús. Solo faltó a la cita UGT.

Los sindicatos firmantes, que representan el 80%, destacan la importancia de este acuerdo, ya que supone la voluntad de Bankia y de las centrales sindicales por atender las nuevas necesidades que pueden reclamar los clientes de la entidad, y las peticiones de la plantilla.
De esta forma, los empleados de Bankia que trabajen en las citadas oficinas o proyectos tendrán un horario de lunes a viernes de 8.15 horas de la mañana a 18.30 horas de la tarde, con una hora y media para comer, de enero al 15 de julio. Podrán librar dos tardes rotativas entre semana. Del 15 de julio y hasta el 15 de septiembre, la jornada laboral se reduce de 8.00 horas de la mañana a 14.30 horas de la tarde.

Como compensación a estos horarios, los empleados recibirán un complemento salarial de 2.035 euros brutos anuales –que suben a 2.515 euros para las personas que trabajan en el ofibús–, más tres días –cuatro días para los que trabajan en las oficinas ágiles y en los centros de liquidación y recuperación– y dos tardes de permiso adicional a las vacaciones reglamentarias. Además, se les abonará la comida los días de trabajo en jornada partida, por importe de nueve euros.
Tanto los sindicatos como los responsables de Bankia destacan “la excepcionalidad en la que se viene desarrollando el mercado bancario y financiero en el país”. Por esta razón, todas las partes firmantes del acuerdo “coinciden en la necesidad de establecer un horario singular” sobre la unidad organizativa multicanalidad (que afecta a 200 personas), lo mismo que en las oficinas ágiles y otros servicios.

El plazo mínimo de adscripción a estos horarios será de tres años, pasados los cuales Bankia dispondrá de seis meses para atender las peticiones de cambio de destino que pudiera reclamar cualquier empleado, recoge el documento.

El punto de discordia en la mesa del convenio

El pasado 9 de septiembre se reunió la mesa de negociación del convenio de banca. Los sindicatos habían amenazado en julio con la posible convocatoria de una huelga sectorial si la patronal bancaria se negaba a rebajar su pretensión de reducir los salarios y eliminar gran parte de las remuneraciones extras de la que disfrutan los trabajadores del sector históricamente. Al final, parece que todo quedará en amenaza, ya que la AEB mostró el miércoles su intención de negociar, señalan fuentes sindicales.
El martes, 15 de septiembre, se reúne la mesa de negociación del convenio de las antiguas cajas de ahorros. Su principal escollo en este caso es la pretensión de liberalizar los horarios de este sector. Además, piden recortar salarios y pagas extras. Pero tras el acuerdo alcanzado el jueves entre los sindicatos y Bankia, y el ánimo de entendimiento entre ambas partes, es posible que el proyecto de estas entidades de poder abrir en horario de mañana y tarde si así lo desea una entidad pueda lograr consensuarse de alguna forma, explican fuentes de la negociación.
De momento, la banca, que también había pedido liberalizar horarios, aunque sin tanta intensidad como las excajas, han olvidado este objetivo.

Normas