Autónomo: crea tu marca personal en 10 pasos

La marca personal es fundamental para mejorar y fidelizar la cartera de clientes de un autónomo o empresa

Autónomo: crea tu marca personal en 10 pasos

 Crear una marca personal es una manera eficaz de que una empresa o autónomo dé a conocer su identidad a sus potenciales clientes. La misma comunica las ideas, conceptos y elementos que distinguen un negocio o un profesional del resto, por lo que se ha de trabajar conscientemente. Es por ello que a continuación analizamos, de la mano de LanceTalent, cuáles son los diez pasos clave para construir una marca personal adecuada.

1. Cómo quieres que te vean

Hay que adaptar la imagen a las distintas situaciones que puede vivir el profesional durante su actividad. Para ello, se han de realizar ajustes visuales, verbales y escritos, con los que generar una percepción diferente en cada momento.

2. Conoce a tu público y al de la competencia

En función de cuáles sean las características de un público objetivo y su competencia. Así ha de actuar el profesional para que los primeros se identifiquen con él y, a su vez, poder ser capaz de distinguirse de los segundos.

3. Establece un tono único de voz

Se ha de construir una voz propia. La misma se difundirá de manera homogénea en cualquier formato, ya sea un texto escrito, mensajes en redes sociales, una página web o las propias conversaciones con los clientes.

4. Crea un logo

Este elemento es la primera idea que relaciona una marca con el consumidor. De ahí que sea importante que este represente los valores y características del profesional, simbolizando quién es cada uno y qué es lo que quiere vender.

5. Tipografía y color

Elegir varios tipos de fuentes con las que trabajar resulta una opción muy interesante para crear una marca personal adecuada. Además de poder combinarlas entre sí también funcionarán de manera correcta con los distintos colores que se utilicen, transmitiendo a la vez estos determinadas emociones y sentimientos.

6. Consistencia

Coherencia, uniformidad y formalidad. Son los rasgos que generen consistencia en una marca, de modo que los clientes sean capaces de identificarse con esos valores, los cuales han de estar presentes en cualquier acción del profesional.

7. Plataformas online

Toda marca personal debe tener una huella en las distintas plataformas online que existen, ya sean estas redes sociales, una página web, foros o blogs. Es por ello que hay que potenciar la comunicación con los usuarios, creando una interactividad con ellos y mostrándose receptivo con sus comentarios

8. Diseños digitales

El diseño gráfico de la página web, las imágenes que se inserten en redes sociales y en las entradas de los blogs. Todo ello forma parte del diseño gráfico digital, de modo que hay que cuidarlos y dotarlos de homogeneidad.

9. Diseños físicos

Del mismo modo, no hay que olvidarse de elementos más tradicionales como las tarjetas de visita, facturas, sobres... Todos estos componentes son utilizados día a día y generan una sensación personalizada a los clientes, de modo que se refuerza la marca personal con ellos.

10. Guía de Estilo

Una guía de estilo es básicamente un conjunto de reglas que determinan cómo se va a ver una marca. Usarla para anotar cada color de paleta, las tipografías utilizadas, los diferentes elementos gráficos, patrones, texturas etc se convierte en una buena herramienta en caso de dudas.

Normas
Entra en El País para participar