Pone en marcha el tercer turno en la factoría

Renault contrata a 1.000 personas para su fábrica de Palencia

El objetivo de la automovilística es cubrir un tercer turno para producir el modelo Kadjar. Comenzará a partir del 21 de septiembre

Renault contrata a 1.000 personas para su fábrica de Palencia

La factoría palentina de Renault vuelve a contar con un tercer turno de trabajo, que había desaparecido a finales de 2011. La buena nueva llega gracias a la demanda del modelo Kadjar en el mercado. Para ello, el fabricante francés contratará a 1.000 personas.

Con el fin de atender la alta demanda de Kadjar, la empresa ha decidido poner en marcha un tercer turno en la factoría de Palencia a partir del 21 de septiembre, según informó la empresa ayer en un comunicado. Este turno, cuya duración se decidirá en función de la demanda del mercado, permitirá que la factoría produzca antes de finales de año 6.400 vehículos a la semana. Este aumento de producción implica la contratación de los nuevos empleados.

Kadjar es el primer crossover de Renault en el segmento C que se incorpora a la gama “para posicionarse en una parte del mercado que ha triplicado sus ventas en los últimos seis años”, recuerdan desde la compañía.

En este segmento de crossover, el más vendido en España es el Nissan Qashqai, con 17.189 coches comercializados en el primer semestre, un 41% más que el periodo anterior. Del nuevo Kadjar se vendieron 1.715 unidades, según la patronal de fabricantes Anfac.

Además, Kadjar es el primer vehículo del plan industrial 2014-2016 de la empresa que ha llegado a la factoría de Palencia y se produce en una única línea de producción junto con Renault Mégane.

El nuevo crossover de la marca comenzó a fabricarse en abril de 2015 en dos turnos, con una producción de 450 unidades de un total de 900 vehículos diarios. Cinco meses más tarde, se rescata el tercer turno, con lo que se extenderá el trabajo diario en la factoría.

Exportación

La lista de países de comercialización de este modelo ya supera los 40 destinos a los que se exporta. Además, este vehículo aporta más trabajo en España, porque dos de sus motorizaciones se producen en la factoría de motores de Valladolid y dos de sus cajas de velocidades se fabrican en la planta de Sevilla.

El Kadjar fue el primer vehículo de nueva adjudicación que saldrá de la planta de Villamuriel del Cerrato (Palencia) tras la implementación del plan industrial. Hace unos meses, el presidente mundial de Renault, Carlos Ghosn, resaltaba que la producción de la multinacional en España está creciendo gracias a la inversión de 600 millones de euros en ese plan y al acuerdo de competitividad firmado con los trabajadores en 2012. Aun así, Palencia no fabricará en exclusiva el Kadjar, sino que compartirá la producción con China.

De la planta española este vehículo sale hacia a Europa, Turquía, Israel y norte de África. El crossover tiene una previsión de ventas de 118.000 unidades en 2016, según datos de la consultora IHS Automotive. Además, la marca francesa se marca la meta de conseguir unas ventas de 150.000 coches Renault-Dacia en España este año.

El objetivo que se marcaba la compañía en marzo, según comentaron empresa y sindicatos, es llegar a las 280.000 unidades fabricadas en Palencia a finales del año que viene, frente a las 130.000 producidas este año. En los primeros seis meses, la planta palentina ha aumentado su producción un 34%, llegando a los 94.500 vehículos fabricados.

Normas
Entra en El País para participar