Perderá 18,5 millones de euros en ingresos

Madrid bajará el IBI a 1,4 millones de contribuyentes

GRA377. MADRID, 07092015- Detalle de una pancarta con la leyenda "Refugees Welcome" -"Refugiados, bienvenidos", colocada en la fachada del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, como manera de expresar la solidaridad de la ciudadanía de Madrid con la dramática situación de los refugiados.
GRA377. MADRID, 07/09/2015- Detalle de una pancarta con la leyenda "Refugees Welcome" -"Refugiados, bienvenidos", colocada en la fachada del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, como manera de expresar la solidaridad de la ciudadanía de Madrid con la dramática situación de los refugiados. EFE

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Marto, ha anunciado esta mañana que los presupuestos municipales para el próximo año recogerán una bajada del IBI que beneficiará a 1,4 millones de recibos con uso residencial. "Va a ser una bajada significativa, no va a ser cosmética y va a ser lineal a mi pesar", ha señalado Sánchez Marto, en relación a que todos los contribuyentes, con independencia del valor catastral del inmueble, verán reducida su factura. "Es una bajada regresiva, contra la que estoy en contra, pero es la única manera que nos permite el Ejecutivo. La ley solo permite una bajada lineal". Los cálculos del concejal de Hacienda, todavía estimativos, establecen que un propietario de una vivienda en Carabanchel se ahorrará 15 euros y otro del Barrio de Salamanca, 350 euros.

La merma de ingresos, valorada en 18,5 millones de euros, se compensará a través de dos vías. El recibo del IBI bajará para todos aquellos contribuyentes que sean propietarios de una vivienda, pero subirá para algunos usos no residenciales, como oficinas, comercios u oficinas, en función del valor catastral del inmueble. “Solo el 5,7% de los establecimientos de hostelería, el 0,2% de los almacenes, el 2,8% de los comercios o el 5,6% de las oficinas verán incrementados sus recibos”, ha apuntado Sánchez Marto. Pero la principal vía para compensar la pérdida de recaudación será la mejora de ingresos procedente del IAE (Impuesto de Actividades Económicas), ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), ambos muy ligados a la mejora de la actividad económica, y sobre todo, la creación de una tasa para grandes generadores de residuos. En total se espera lograr un remanente de 50 millones de euros, con respecto a 2015, lo que ofrecería un saldo positivo de 31 millones de euros. “Madrid tiene capacidad para financiarse y eso es lo que nos va a permitir subir el gasto social en el entorno del 20%”, ha remarcado.

Pero la bajada de impuestos estará fundamentada en la elevada capacidad recaudatoria del IBI. Los datos registrados en los Presupuestos municipales para este ejercicio revelan que de los 4.388,22 millones de euros que preveía ingresar el consistorio, 1.279 millones (un 29,2% del total) procedían de este tributo. Si el análisis se circunscribe a los ingresos por impuestos y tasas, el impuesto sobre bienes inmuebles representa el 46% de esta partida.

“Se pagará la deuda, pero la prioridad es social”

Sánchez Marto volvió a clarificar que el Ayuntamiento de Madrid va a pagar todos sus compromisos de deuda. “La deuda de Madrid es sostenible económicamente y ha sido insostenible socialmente”, reveló en el encuentro con los medios. “Lo que no va a pasar es que vayamos a adelantar el pago de la deuda, tal y como establece el artículo 135 de la Constitución. Tenemos capacidad técnica para devolverla, pero la prioridad social irá primero”, apuntó en clara alusión a unas cuentas municipales que recogerán un importante incremento del gasto social, en torno al 20%. “Va a haber un crecimiento para hacer frente a necesidades sociales, a distritos y barrios, que se han visto deprimidos y atacados con la crisis”, recalcó.

El concejal de Hacienda también remarcó que las cuentas se harán defendiendo el principio de suficiencia fiscal. “Hacer frente a las necesidades solo cuando sepamos con qué recursos contamos. Lo que no vamos a hacer es bajar impuestos y seguidamente incrementar la deuda, tal y como sucedió en el pasado, porque no había recursos”.

El pasivo del Ayuntamiento de Madrid asciende a 5.892 millones de euros en el primer trimestre de 2015. Ha descendido doce meses consecutivos, en los que se han amortizado 1.188 millones de euros. Pese a ello, la deuda madrileña supera a la suma del resto de capitales de provincia con más de 500.00 habitantes (Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza) y es mayor que la deuda de Asturias, Cantabria, Extremadura, La Rioja o Navarra.

Normas