Todos los partidos menos el del Gobierno votan a favor

Madrid estudiará una bajada del IBI

Manuela Carmena se dirige al ayuntamiento.
Manuela Carmena se dirige al ayuntamiento. EL PAÍS

El Gobierno del Ayuntamiento de Madrid cumplirá el mandato de la oposición, que ayer votó en el pleno a favor de estudiar una reducción “efectiva” del pago del IBI (impuesto sobre bienes inmuebles) para 2016, con la única abstención de Ahora Madrid, el partido de la alcaldesa, Manuela Carmena.

“Por supuesto, vamos a cumplirlo”, aseguró en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la portavoz municipal, Rita Maestre. Lo hizo en referencia a la propuesta presentada por el portavoz del PSOE, Antonio Miguel Carmona, que incluía varios puntos encaminados a producir una “efectiva reducción” del IBI.

Uno de ellos, consistente en “iniciar los estudios pertinentes” que respalden esta medida, contó con el visto bueno de todos los grupos excepto Ahora Madrid, que se abstuvo al alegar que no es el momento de abordar esta cuestión, ya que primero había que analizar “de manera urgente” las necesidades de la ciudad para el año que viene. “Era una proposición demasiado generalista para un tema que debe ser tratado en detalle”, comentó la portavoz municipal.

En este sentido, instó a “bajar a la tierra” el mandato del pleno sobre la bajada del IBI, para lo que señaló que se ha puesto en marcha una comisión técnica, dentro del área de Economía y Hacienda, para “debatir y tratar de llegar a un consenso” con los grupos de la oposición sobre cuál va a ser la reforma concreta del IBI.

“Tiene que concretarse en reformas normativas de calado”, añadió. El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), defendió ayer en el pleno la necesidad de reformar legalmente el IBI por la “falta de equidad” de este impuesto, aunque puntualizó que la mejor rebaja fiscal no consiste a su juicio en reducir los impuestos a todos, sino en hacer que “paguen más los que más tienen”.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Antonio Miguel Carmona, propuso refinanciar la deuda de Madrid para ahorrar 200 millones de euros que podrían ir destinados, entre otros asuntos, a reducir el recibo del IBI una media de 100 euros a cada contribuyente madrileño “de forma coherente y justa”.

Asimismo, solicitó instar al Gobierno nacional a reformar la ley para poder reducir el IBI en mayor o menor medida por zonas, a través de ponencias en distritos y barrios, un punto en el que votaron a favor los grupos municipales de PSOE y Ahora Madrid y en contra el PP y Ciudadanos.

Normas