También supera a EE UU en lanzamiento de productos nuevos

El emprendedor español, el más innovador de Europa

Los nuevos empresarios españoles trabajan más y son más creativos que sus pares

También tienen mejor acceso al crédito

El emprendedor español, el más innovador de Europa
Thinkstock

En España hay en torno a 1,7 millones de autónomos activos, según los últimos datos disponibles. En ese colectivo se encuadran los emprendedores, al menos en una primera fase, hasta que sus negocios adquieran dimensiones que aconsejen cambiar de forma jurídica. Dar ese salto de calidad parece cada vez más posible, debido al buen trabajo que llevan a cabo los nuevos empresarios y a las condiciones que rodean sus negocios.

Un reciente estudio de la aseguradora británica Hiscox, El ADN del emprendedor, sitúa a España como el país en el que las startups son más innovadoras. Eso se desprende de las 4.000 encuestas realizadas por la citada compañía en Alemania, Holanda, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, además de España.

Burocracia y tasas, los principales lastres

Una de las conclusiones a las que llega el informe de la aseguradora Hiscox es que “los gobiernos hacen demasiado poco para ayudar”. Los emprendedores de todos los países incluidos en el estudio consideran que el apoyo de la Administración a su labor es muy mejorable.

En el caso de España, nueve de cada diez nuevos empresarios considera que la política fiscal perjudica el desarrollo de nuevos proyectos de negocio. La misma proporción de emprendedores cree que la burocracia a la que tienen que hacer frente (licencias, contratos, etcétera) podría aligerarse sin dificultades. Solo los franceses tienen menos confianza en su Gobierno que los españoles: el 13% cree que las políticas de apoyo a la iniciativa empresarial son las adecuadas, frente al 14% de los emprendedores españoles.

En Francia, en cambio, la principal queja de los creadores de startups tiene que ver con la poca flexibilidad del mercado laboral. En el país vecino un 75% de los consultados también cree prioritario cambiar el modelo de educación porque “fracasa en fomentar los sueños e ideas individuales”. Este mismo asunto también preocupa al 73% de alemanes y el 57% de británicos.

En cuanto a los holandeses, sitúan el retraso en el cobro de facturas como su principal problema. Cuestión que en el caso de la industria de la construcción preocupa al 71%.

“Los emprendedores españoles fueron de lejos los más involucrados en desarrollar nuevos productos o servicios en los últimos 12 meses”, señala el estudio de la compañía, especialista en el segmento pymes. Así, el 61% de los creadores de nuevas empresas declaró estar trabajando en un producto innovador, frente al 41% de media del resto de países.

En el capítulo de las contrataciones también estamos por delante de otros países. El 27% de los pequeños empresarios encuestados dicen planear aumentar plantilla este año o haberlo hecho el pasado, mientras que la media se sitúa en el 22%.

Todo ello se traduce, a su vez, en buenas perspectivas de facturación. El 74% de los nuevos empresarios españoles declara haber incrementado el número de clientes en el último año, la misma proporción aducida por Alemania y Reino Unido. Y el 62% asegura que han crecido sus ingresos respecto al año anterior. Eso redunda en una alta confianza en el futuro: el 62% son optimistas respecto a 2016, algo en lo que solo nos superan los estadounidenses (69%).

A pesar de la fama que arrastra España entre sus colegas europeos, que suelen considerar vagos a los países del Sur, los emprendedores españoles fueron los que más trabajaron el año pasado. “Los dueños del pequeño negocio de Francia y España trabajan muchas más horas semanales que sus contrapartes”, indica el estudio. Franceses y españoles dedican a su pequeña empresa una media de 47 horas, frente a las 38 que le echan los británicos o las 39 que aplican los estadounidenses.

El nivel de facturación marca también la diferencia entre el grado de dedicación: si los dueños de startups que facturen hasta 100.000 libras anuales (unos 137.000 euros) trabajan una media de 38 horas semanales, quienes mueven más de un millón anual trabajan 47 horas o más.

Contexto favorable

“La destacable recuperación que ha experimentado este año la economía española, con el crecimiento semestral más alto de los últimos ocho años”, señala el estudio, “se refleja en el sesgo positivo de las respuestas de los emprendedores consultados”. Las condiciones ajenas al empresario también han mejorado: el 25% de los españoles dice haber recurrido al banco en el último año, más que los franceses (22%) y los alemanes (19%).

Pese al favorecedor retrato que hace el informe del emprendedor español, el dibujo cambia si a quien se pregunta es al resto de países. Entonces España queda como uno de los Estados menos emprendedores de nuestro entorno. Igual que ellos, los propios españoles consideran que viven en una región poco dada a impulsar nuevos proyectos.

Normas
Entra en El País para participar