Jaume Puig, Director general de GVC Gaesco Gestión

“Sin duda aprovecharemos las correcciones para comprar”

“Sin duda aprovecharemos las correcciones para comprar”

China se ha colocado en la primera línea de las preocupaciones de los inversores, que han llegado a ver en el menor crecimiento del gigante asiático una amenaza para la economía global. Para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, las turbulencias desatadas por China no son ni mucho menos un anticipo de recesión en esta economía y sí una clara oportunidad de compra. Confía además en el efecto positivo que puede tener en la Bolsa un alza de tipos de la Fed, incluso en septiembre. China no ha modificado su estrategia de inversión, especialmente cautelosa en banca española.

¿Cuál ha sido la estrategia de la gestora en Bolsa española en los mayores momentos de volatilidad?
Hemos aprovechado para comprar y lo volveremos a hacer. La Bolsa española había quedado por debajo de la subida de la Bolsa europea por dos factores. Primero, la exposición del Ibex a América Latina, ya que un tercio de los beneficios del índice proceden de allí. Y si miras los índices de países emergentes, América Latina está por detrás con el peor comportamiento relativo entre los mercados emergentes Esto es un factor diferencial. Y otro tema que está lastrando al Ibex con fuerza son los bancos. Todos están muy por debajo del índice, esto es un tema muy importante.

¿Es la banca el sector más vulnerable de la Bolsa española?
Sin duda. La banca española se enfrenta a problemas comunes al sector, como los bajos tipos de interés y la menor rentabilidad, pero también a problemáticas internas. Se espera que en septiembre haya sentencia sobre la causa común en las claúsulas suelo y si esta sentencia es desfavorable, como creo que va a suceder, a entidades como Popular, Sabadell y Liberbank les va a hacer mucho daño. A Bankia y Caixabank, un poco. También está el tema de los créditos fiscales y la postura del BCE, el sector bancario tiene unos temas pendientes muy importantes. 

¿Qué valores ve más interesantes de la Bolsa española?
En banca doméstica no tenemos ni una sola acción. Solo algo en BBVA y Santander. Dentro de las grandes empresas tenemos Telefónica, y en el sector de telecomunicaciones, también Euskaltel. Fuimos a su salida a Bolsa porque era una empresa muy barata en ese momento. En aseguradoras tenemos Mapfre y Catalana Occidente. En sector industrial tenemos Talgo y CAF, que creo que tiene bastante potencial. En el sector turístico, las principales posiciones en España son Aena, que la tenemos desde la OPV; de hoteles, Sol Meliá. Y algo de IAG, aunque hemos tenido más. También alguna empresa que está sufriendo el tema latinoamericano como Prosegur. En sector defensivo, si alguien lo quiere aunque no sea lo mejor a futuro, destacaría BME y Enagás.

¿Cómo van a influir las elecciones catalanas y generales?
El mercado no ha cotizado nada a día de hoy, ni una cosa ni otra. El mercado no va a cotizar nada siempre y cuando las encuestas de intención de voto no sean muy distintas de como son ahora. Si las encuestas dan un 40% ó un 50% del voto a un planteamiento más rupturista en Cataluña, no creo que el mercado reaccione a ello. Otra cosa es que dieran un 70%, ahí sí habría reacción. Hasta ahora, en los planteamientos de inversión, sale como un tema potencial a considerar, pero el mercado hoy por hoy no lo está cotizando.

¿Cree que ha quedado superado el riesgo por la crisis griega o veremos nuevos episodios con la celebración de las elecciones?
En la cuestión griega, donde está la línea roja no es en la quita ni en la austeridad, sino en que Grecia se comprometa a hacer estas reformas. Nuestra tesis, en plena crisis y la que hemos mantenido, es que Grecia efectuara las reformas necesarias y se quedara en el euro. Incluso si hubiera ocurrido lo más improbable, que Grecia no hiciera esas reformas necesarias y fuera expulsada del euro, la zona euro también se fortalecería. La zona euro es mejor internando a una Grecia que haga estas reformas, y también es mejor sin Grecia si no las hace. Tsipras previsiblemente ganará.

¿No se ha minusvalorado en ningún momento el impacto de una Grecia fuera del euro?
Si los mercados hubieran cotizado un contagio y hubiesen caído de verdad asustados por este referéndum, la UE habría tenido que ceder ante Grecia. Lo que ocurre es que los mercados, que acaban siendo los árbitros de la situación, ni en Bolsa ni en deuda han cotizado en ningún momento un contagio hacia otros países periféricos. En todo caso, la zona euro sería mejor sin una Grecia sin abordar reformas estructurales.

Desaceleración controlada en China

Jaume Puig es contundente en su análisis de la situación de la economía china y está lejos del temor a una recesión en el gigante asiático capaz de sacudir el conjunto del planeta. Esta es la tesis que ha llegado a cotizar por momentos el mercado este mes de agosto, en movimientos que para Puig son sin duda exagerados. “Está claro que la economía china se va a desacelerar, que no puede seguir creciendo a un ritmo tan alto. Pero será una desaceleración controlada”, afirma, sin poner en duda los datos macroeconómicos que publican las autoridades chinas.
El experto afirma que la evolución de la Bolsa china no ha sido proporcional a la marcha de la economía, de modo que las subidas fulgurantes fueron desorbitadas, del mismo modo que las caída sde este verano no se han llevado por delante el crecimiento del país. Recuerda además que el hundimiento de las Bolsas de Shanghai y Shenzen no ha afectado a los grandes inversores internacionales, lo que sí mueven de forma determinante el mercado y que en lugar de en esas plazas, invierten en Hong Kong. Puig también quita hierro al impacto que podría tener en mercado un alza de tipos de la Reserva Federal este mismo mes. “Estados Unidos tiene que subir tipos, es impepinable. Y la Fed suele elegir para ello momentos de volatilidad baja”, apunta. En cualquier caso, “no pasa nada si decide subirlos en la reunión de septiembre”.

Normas