Breakingviews

El bocado digital de LVMH a Apple

El mercado laboral del lujo y la tecnología ahora es una calle de doble sentido. Tras una serie de deserciones a Silicon Valley, LVMH ha contratado a Ian Rogers, de Apple, como nuevo director digital. Es un paso valiente en un negocio que ha sido cuidadoso en la venta online.

Rogers parece un buen fichaje. Ha pasado 20 años en el negocio de la música, recientemente ha ayudado a poner en marcha Apple Music, el servicio de streaming del gigante de la tecnología. Trae mucha experiencia digital, pero tendrá que luchar contra las dudas sobre su nuevo papel. Karl Lagerfeld, diseñador de Chanel, aseguró en 2009 que internet no puede transmitir la sensación de los materiales de lujo.

Las ventas a través de internet siguen siendo pequeñas –un 6% del mercado de lujo global en 2014, asegura McKinsey–. Pero su investigación sugiere que las cosas están cambiando rápidamente. Desde 2010, las ventas online han aumentado a una tasa anual del 27%, mientras que las offline han crecido solo un 7%.

Las ventas online siguen siendo pequeñas, un 6% del mercado de lujo global, según McKinsey

Parece como si las ambiciones digitales del lujo estuvieran llegando a la mayoría de edad. En marzo, los minoristas de internet Yoox y Net-a-Porter anunciaron su fusión, para crear un robusto grupo online con unos ingresos netos en 2014 de 1.300 millones de euros. Incluso Karl Lagerfeld ha recapacitado y Chanel pondrá en marcha el comercio electrónico en el año 2016.

Hasta la fecha, Burberry y Yoox / Net-a-Porter han ido en cabeza en el juego. Las competencias digitales del sello británico le han permitido lograr un importante crecimiento de los ingresos en el sector. La decisión de LVMH es también una preocupación para Yoox / Net-a-Porter. Si las firmas se hacen con sus propios servicios digitales, Yoox podría ver reducirse la demanda de su tecnología para sitios web de marcas de lujo –que representa una cuarta parte de sus ingresos–.

El nerviosismo por la situación en China ha supuesto más de un 10% de descuento en el valor de muchas acciones del mundo del lujo desde la devaluación sorpresa del yuan el 11 de agosto. Puede que el sector necesite nuevas estrategias digitales para defenderse, tanto como para atacar.

Normas