ING y Kutxabank, las más rentables

Las siete hipotecas con menor diferencial del mercado

Las siete hipotecas con menor diferencial del mercado

El número de hipotecas concedidas en lo que va de año ha aumentado sustancialmente respecto a 2014. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, en junio, la firma de este tipo de préstamos acumuló un aumento del 26,3% respecto al mismo mes del año pasado. A ello ha contribuido la mejora de las condiciones ofertadas por las entidades bancarias, que bajaron sus diferenciales a mínimos históricos. Son muchos los bancos que se suman a un diferencial del 1,25%, aunque algunos se atreven a bajarlo hasta el punto porcentual.

Las diferencias estriban en los requisitos que se piden para lograr estas bonificaciones, como domiciliación de nóminas, contratación de seguros o un mínimo de gastos anuales en sus tarjetas de crédito o débito.

ING
La Hipoteca Naranja de ING es la que ofrece el menor tipo de interés condicionado por un menor número de productos o servicios. Para lograr el diferencial del 0,99% es necesario contratar los seguros de vida y hogar de la entidad y domiciliar la nómina o pensión de los titulares del préstamo. Además, ING ofrece la posibilidad de que si no se domicilia la nómina y se ingresen mensualmente 600 euros en la cuenta o se mantenga un saldo diario mínimo de 2.000 euros. La entidad ha lanzado al mercado también una hipoteca mixta que ofrece un tipo del 2,25% durante los 10 primeros años, que desciende luego al euríbor más el 0,99%.

Las diferencias estriban en los requisitos que se piden, como domiciliación de nóminas, contratación de seguros o un mínimo de gastos anuales en sus tarjetas

Kutxabank
El banco con sede en Bilbao se disputa con ING el primer puesto por solo una diferencia del 0,01% en su Hipoteca Variable, sin embargo sus extensas condiciones le relegan en la lista. Para beneficiarse de este diferencial los titulares tienen que domiciliar unas nóminas que lleguen a los 3.000 euros mensuales, contratar el seguro de hogar y de vida, y realizar una aportación mínima de 2.000 euros anuales al plan de pensiones de la entidad o Baskepensiones EPSV (Sistema de Previsión propia del País Vasco). Además, deben realizar compras de al menos 3.600 euros anuales con alguna de las tarjetas de Kutxabank.

Banco Popular
Aunque el tipo de interés del primer año ofrecido por la Hipoteca Premium del Banco Popular es del 2%, a partir del segundo año baja al euríbor más el 1,25%. Para obtener ambos tipos, que suponen una bonificación de un punto porcentual frente al interés de partida, hace falta domiciliar nóminas por al menos 1.700 euros al mes y contratar el seguro de vida y hogar de la entidad, además del de protección de pagos. El cliente debe consumir también un mínimo de 100 euros al mes con las tarjetas de Popular. El banco ofrece la opción de no cumplir todos los requisitos y dar una bonificación de entre el 0,10% y el 0,30% por cada producto contratado.

BBVA
La entidad presidida por Francisco González ofrece a todos sus clientes un diferencial del 1,25% durante el primer año, que se puede mantener posteriormente si se cumplen las condiciones ya mencionadas para los otros bancos: domiciliación de la nómina o pensión, contratación del seguro de hogar y vida y uso de la tarjeta de crédito de BBVA en comercios al menos una vez cada seis meses, ya que el tipo de interés se revisa semestralmente. Además, la entidad obliga a una aportación anual de más de 600 euros al plan de pensiones.

Catalunya Banc
La novedad del banco, absorbido por BBVA y que opera en Cataluña, respecto a sus rivales es que para lograr un diferencial del 1,25% en su Hipoteca CX obliga a domiciliar dos recibos y realizar 12 operaciones al año con la tarjeta de crédito de la entidad. En cuanto a la cuantía de las nóminas domiciliadas, es necesario que superen los 1.500 euros. Además, aumenta el plazo de amortización del préstamo hasta los 40 años, mientras que las otras entidades lo limitaban a 30. Al igual que para el resto de hipotecas, es necesario contratar su seguro de hogar y vida.

Banco Santander
En lo que va de año, la entidad de Ana Patricia Botín ha reducido en tres ocasiones el diferencial de su hipoteca, hasta pasar del 1,79% al 1,25%. Además, aunque hace unos meses el Banco Santander imponía un tipo inicial fijo del 2%, ahora se aplicará el euríbor más el 1,25% desde el principio y se mantendrá a partir del segundo año si se domicilian unas nóminas que sumen un mínimo de 2.000 euros al mes y tres recibos trimestrales. También se deberán hacer tres compras al trimestre con alguna de las tarjetas de la entidad y contratar el seguro de vida y hogar del banco. La entidad da la opción de solo mantener el seguro de vida a partir del segundo año y aplicar un tipo del euríbor más el 1,45%.

Liberbank
Hace unos meses, Liberbank lanzó la Hipoteca Ahora SIN, muy similar a la Hipoteca Naranja de ING ya que, tras los 18 primeros meses, ofrecía un diferencial del 0,99%. Dicho préstamo ya no está disponible y su oferta actual, la hipoteca Ahora, tiene un tipo del euríbor más el 1,25%. Sin embargo, durante los dos primeros años y medio desde su contratación, el préstamo tiene un interés nominal del 1,42%. Para obtener estas bonificaciones, los prestatarios han de domiciliar unas nóminas de importe superior a los 2.000 euros mensuales y contratar en el propio grupo un seguro de hogar, un seguro de vida y un plan de pensiones, al que deben aportar al menos 600 euros al año. Además, todos los titulares del préstamo han de contratar en alguna de estas dos entidades una tarjeta de crédito y realizar compras por un mínimo de 1.500 euros al año.

Normas