Editorial

La señal que dan las telecos

Muchas de las grandes compañías europeas de telecomunicaciones han vuelto al crecimiento en sus países de origen, y otras van camino de superar las caídas de ingresos que las han aquejado numerosos trimestres consecutivos. Deutsche Telekom, la mayor teleco del Viejo Continente; Telefónica; la francesa Orange; Telecom Italia o la holandesa KPN han notado sensibles mejoras en su negocio local durante el primer semestre del ejercicio. Esa estabilización, que se ha manifestado más claramente en el segundo trimestre, llega después de años de retrocesos en los mercados locales por la dura competencia y, sobre todo, por la caída de actividad derivada de la crisis. La principal señal que están dando las grandes operadoras con esta evolución del negocio doméstico es la de una mejora de la economía reflejada en la actividad. Pero el proceso llega también de la mano del lanzamiento de nuevos negocios vinculados a la fibra y al 4G, es decir, de mejoras tecnológicas, apoyadas además en una intensa actividad comercial y de promoción de nuevos productos y servicios. Pero no hay que olvidar un elemento más a tener muy en cuenta: la notable consolidación del sector. Es deseable que todo ello no desemboque en menos competencia.

Normas
Entra en El País para participar