Tres de cada cuatro españoles eligen destino nacional para veranear

¿Te vas de vacaciones y todavía no tienes planes?

¿Te vas de vacaciones y todavía no tienes planes?

El periodo estival por excelencia llega a su fin y la vuelta al cole ya está a la vuelta de la esquina. Julio y Agosto son los meses preferidos por los veraneantes, pero Septiembre empieza a ganar adeptos. Sus principales ventajas pasan por conseguir precios inferiores y porque se encuentran los sitios turísticos menos abarrotados.

Dejar las vacaciones para la última etapa del verano tiene sus ventajas pero dejar la organización para la última hora puede traer consigo un incremento importante de su coste. Combina diversión, descanso y precios aceptables pasa por poner atención en la organización, aunque el tiempo apremie.

Ideal para improvisar

Viajar en Autocaravana es una opción a la hora de viajar sin previsión por la libertad que ofrece poder moverse sin depender de horarios de vuelos o entradas en hoteles. Sin embargo, el precio de viajar en autocaravana es elevado. Una autocaravana nueva suele partir de un precio de 50.000 euros, si se opta por alquilar ronda entre los 100 y los 170 euros al día. José Luis Quintero, de la Federación Española de Asociaciones de autocaravanas sentencia que “el que piense que viajar en autocaravana es barato está totalmente equivocado”. A cambio, ofrece la posibilidad de pernoctar en espacios que de otro modo no sería posible y la libertad de improvisar ya que vas con la casa a cuestas.

Reservar un hotel a última hora suele ser sinónimo de olvidarse de chollos pero no por eso debemos conformarnos con la primera oferta que encontramos. Páginas como TripAdvisor.es o Booking.com nos ayudan a comparar precios de una misma habitación para encontrar el más barato. Reservar a través de un intermediario es muchas veces más barato que reservar directamente con el propio hotel. El alquiler de apartamento es una opción que está en alza, en junio de este año más de un millón de viajeros eligieron este tipo de alojamiento, aumentando un 1,6%, según los datos del INE. Es una solución especialmente económica cuanto mayor sea el grupo.

El transporte es otra partida importante en el presupuesto vacacional. Los precios de los vuelos en España suben a medida que se van vendiendo asientos. Hay países como Australia donde es al contrario, cuanto más cerca está la fecha de despegue más asequibles están los precios. Optar por viajar en tren o en autobús, este último con tarifas fijas en sus billetes, ayudará a mantener el presupuesto.

Tipos de viajes

El tipo de viaje influye directamente en el presupuesto. Hay destinos que permiten varias opciones; podemos ver Tailandia con la mochila a cuestas o con un viaje organizado pero si nuestro destino son 15 días en una playa la variedad de opciones serán más reducidas

Los viajes organizados son una buena opción para controlar el gasto y no desviarnos de nuestro presupuesto inicial. Si nos vamos a la playa y nos alojamos en un hotel con todo incluido podemos pasar las vacaciones sin gastar nada más de lo planificado.

Los viajes en interrail suelen ser sinónimo de mochila y hostel, se podrían denominar de bajo coste. El precio de un hostel es inferior al de un hotel y, sin embargo, suelen estar en el centro de las ciudades permitiéndole al viajero moverse a pie.

El alojamiento en apartamento ofrece la posibilidad de cocinar y ahorrar gastos de restaurante. La compra en el supermercado hace que el viajero se sienta parte de la vida cotidiana del destino al mismo tiempo que ahorra.

El destino

Elegir un destino nacional o internacional influirá en el precio del viaje pero, incluso más que el país, influirá la zona en la que se decida veranear. Los españoles según la encuesta “Hábitos vacacionales de los españoles en 2015” elaborada por fotocasa.es preferimos quedarnos dentro de nuestras fronteras, tres de cada cuatro españoles lo harán.

El nivel de vida del destino determinará lo que nos cuesten las actividades, las comidas o el transporte doméstico. Para saber qué precios nos encontraremos al llegar a destino podemos consultar el PIB del país, índice del valor de la producción de bienes y servicios de un país. Hay otros estudios que nos pueden ayudar a determinar los precios de cada destino: el Índice Big Mac compara los precios en dólares de un Big Mac en cada ciudad, El Beer Price Index recopila los precios de la cerveza a lo largo del mundo y el Club Sandwiche Index, por su parte, hace la comparativa basándose en el Sandwich Club.

Normas
Entra en El País para participar