Breakingviews

El reto de Apple en China

El desafío de Apple en China no se ha logrado entender. Una desaceleración en las ventas, una devaluación de la moneda, y las pérdidas de cuota de mercado en la República Popular han hecho que su capitalización se haya reducido en 92.000 millones de dólares (unos 83.000 millones de euros) desde el 20 de julio. Pero el mayor problema podría ser su rival local Huawei que también va detrás de los clientes que buscan el lujo.

Nada de esto es una buena noticia. Pero hace falta un poco de perspectiva. Un yuan más débil reducirá los ingresos de Apple China en dólares, pero podría elevar los precios para compensar, dado que es probable que los clientes premium del iPhone sean menos sensibles a los precios.

En segundo lugar, rivales locales como Xiaomi y Huawei han superado a Apple en el ranking de ventas de Canalys. Pero las cuotas de mercado cambian con frecuencia en función de los nuevos modelos. El iPhone 6 ya tiene diez meses: mucho tiempo para China. La próxima versión seguramente revitalizará las ventas. En tercer lugar, los márgenes importan más que los volúmenes. Cuando Apple lanzó el iPhone 6 en el cuarto trimestre de 2014, se llevó el 89% de los beneficios operativos de smartphones del mundo, calcula Strategy Analytics.

Los consumidores que quieren gastar más de 600 dólares en un smartphone actualmente favorecen a los modelos Galaxy de Samsung o al iPhone. Pero eso podría estar cambiando: aunque Huawei no tiene aún un rival creíble para el iPhone, sus pedidos de móviles de gama media y alta se incrementaron un 70% interanual en el primer semestre.

Crear una alternativa seria al iPhone sería toda una hazaña. Un teléfono estupendo podría suponer presión real sobre las ventas de Apple. Además, es más difícil para Apple bloquear su software para los usuarios chinos. Las plataformas rivales han tomado Android, el sistema operativo móvil de Google, como base y llevan más aplicaciones y contenidos. No se puede ignorar la amenaza de Huawei.

Normas