Francia ha implantado un precio mínimo de 34 céntimos el litro

El Gobierno busca una salida para la industria láctea ante los bajos precios

Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña.
Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña.

Los representantes del sector, incluídos los de gran distribución, se reúnirán mañana con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para buscar soluciones a la crisis láctea. Francia adoptó recientemente nuevas medidas, principalmente fijando un precio mínimo de 34 céntimos el litro de leche, frente a los 26 céntimos actuales en España.

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, anunció el pasado viernes la intención de implantar el modelo francés en España para conseguir un precio digno para la leche. La reivindicación de la industria pasa por la subida de entre cinco y seis céntimos para el litro de leche, que se sitúa actualmente sobre los 0,26 euros y que amenaza con bajar de nuevo.

La industria pide un precio que le permita a las explotaciones lácteas, “por lo menos, cubrir gastos”, según representantes sindicales. Dicho modelo del sector lácteo francés, que fija un precio mínimo para los productores, ha sido remitido a la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC), a la espera de que dictamine sobre su legalidad o no conforme al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Por su parte, la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha reclamado hoy a través de un comunicado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que debe utilizar “de manera urgente y con prioridad” todas las herramientas que tiene a su alcance para acabar con los “abusos” de la industria y la gran distribución en el sector lechero, ya que consideran que esto “impide desde hace años que los productores tengan unos precios justos”.

La reunión tendrá lugar mañana por la tarde, entre la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y todos los representantes de la industria, incluidos por primera vez, los de la gran distribución, para tratar la situación de los bajos precios. Este encuentro ha sido planteado después de que el gobierno francés aprobara una serie de medidas de urgencia para recuperar los mercados ante la crisis de los sectores ganaderos, que es común a todos los países de la Unión Europea. De tal forma, Francia adoptó varias medidas, entre ellas, el acuerdo de fijar un precio mínimo para el productor de 34 céntimos el litro de leche.

A finales del mes pasado, los ganaderos lácteos recibieron una multa de 10,5 millones de euros, por primera vez desde que se implantaron las cuotas de producción en los años ochenta, por haber superado en 37.500 toneladas la producción asignada en la camapaña anterior, finalizada el 31 de marzo de 2015.

La situación del sector lácteo no sólo afecta a Francia y España, sino a casi toda la Unión Europea. Los sectores ganaderos, especialmente los de leche y porcino, están atravesando una grave crisis en muchos de los países de la UE. A finales del mes pasado, tras una nueva bajada del precio de la leche de 30,4 céntimos, lo que supuso un descenso de un 2,5% con respecto al precio del mes anterior, deterioró aún más el estado del sector. El Copa-Cogeca, la organización europea que agrupa las cooperativas y entidades agrarias, considera que si la UE no hace nada, muchos ganaderos desaparecerán este invierno, a un ritmo aún mayor del que se viene registrando desde los últimos años.

En el caso de Reino Unido, los supermercados Morrisons, Aldi y Lidl han pactado un nuevo precio mínimo de la leche. Morrison pagará 35 céntimos por litro, valor parecido al del país galo. En el caso de Aldi y Lidl, el precio mínimo que han establecido es de 39 céntimos, cifra que pagaran a los procesadores a partir de hoy y de la semana que viene, respectivamente. Este cambio se produce tras la serie de protestas de los productores del país, que se quejaron en numerosas manifestaciones, y en las que exigían al menos 42 céntimos por litro, de los 23 que recibían.

Normas