Pelayo de la Mata, presidente del Grupo Varma

"La elegancia es cuestión de actitud"

Pelayo de la Mata.
Pelayo de la Mata.

Pelayo de la Mata, marqués de Vargas, (Madrid, 1946), heredó, continuó y agrandó la empresa creada por su padre, seis años antes de nacer él, y dedicada a la importación y distribución de vinos y bebidas espirituosas. Es el presidente del Grupo Varma, la única distribuidoras de alcoholes de propiedad española. Es además dueño de Marqués de Vargas, un grupo vinícola, que se inició en La Rioja en 1989, y está presente además en Ribera del Duero y en Galicia.

De la Mata es un hombre a la antigua usanza, de modales exquisitos y conversación animada, al que le gusta disfrutar de grandes almuerzos, donde aprovecha para anunciar proyectos a los medios de comunicación. Recientemente celebró uno en el restaurante DSTAgE, dirigido por Diego Guerrero, con una estrella Michelin, donde anunció la incorporación a su catálogo de bebidas de dos nuevas marcas de champán: la prestigiosa Bollinger, con casi dos siglos de vida, y su participada Ayala, fundada en 1860. Se declara hombre de tradiciones y fiel monárquico. Es elegante, aunque cree que la "elegancia es cuestión de actitud". Es aficionado a la caza y al golf, sus dos únicos hobbies, junto con la devoción que siente por su familia, por su esposa y sus dos hijas, con las que ha estado recientemente de viaje en Sicilia. Para él, lo más motivante, es la familia.

 Veranea en el sur de España, no concibe la vida sin amigos y en su mesilla de noche hay fotos de sus seres queridos y algún libro de oraciones. Es fiel a los perfumes de la marca británica Dunhill, que se caracteriza por aromas sobrios, clásicos, en sintonía con los gustos de Pelayo de la Mata, que confiesa que con los años ha aprendido a ser más tolerante. tecnológico

Le gusta estar al corriente de los últimos gadgets de tecnología. Es fan de los últimos lanzamientos de Apple, y utiliza el iPhone 6 plus;y como tableta, el iPad air.

Normas