Atenas espera concluir las negociaciones este martes

Cuenta atrás para el acuerdo entre Grecia y la UE

Uno de los puntos más polémicos del acuerdo, el fondo de privatizaciones, ya está cerrado

El ministro de Finanzas griegos, Euclid Tsakalotos, a la salidad de una reunión con el primer ministro, Alexis Tsipras, este domingo.
El ministro de Finanzas griegos, Euclid Tsakalotos, a la salidad de una reunión con el primer ministro, Alexis Tsipras, este domingo.

El Gobierno de Alexis Tsipras busca concluir las negociaciones con sus acreedores internacionales este martes a primera hora, según ha indicado un funcionario griego. Para ello, en Atenas continúan las discusiones sobre el nuevo rescate.

Uno de los puntos más polémicos del acuerdo, el fondo de privatizaciones, ya está cerrado, según un documento al que ha tenido acceso El País. Fuentes diplomáticas sostienen, sin embargo, que “nada estará del todo cerrado hasta que todo en su conjunto esté acordado”.

El objetivo de este fondo es generar 50.000 millones en 30 años gracias al valor de sus activos. Tendrá sede en Atenas y una supervisión total de la Comisión Europea.

Está previsto que el fondo acoja todos los bienes susceptibles de ser privatizados hasta 2045, tales como empresas estatales, infraestructuras públicas y activos inmobiliarios. Incluso es posible, avanza el documento, que los recursos naturales (explotaciones mineras e hidrocarburos) se incorporen también a este depósito de garantía.

Como ya se avanzó en julio, de esos 50.000 millones que deberá producir el fondo, el 50% serán utilizados como garantía bancaria. El resto se repartirá entre el desarrollo económico del país (25%) y el pago de la deuda a los acreedores (25%).

La creación del mismo, con supervisión externa, fue una de las exigencias impuestas por Alemania para dar luz verde a las negociaciones para el tercer rescate. La Unión Europea, capitaneada por Angela Merkel y su ministro de Finanzas,Wolfgang Schäuble, no se fía de los planes de privatización planteados por Grecia, que han fracasado desde el comienzo del rescate.

En 2010, la troika marcó como objetivo del plan una recaudación de 50.000 millones. En 2012, lo rebajó a 23.000 millones de euros hasta 2022. Y los ingresos obtenidos se han quedado en 3.000 millones de euros.

Más allá de la cuestión de las privatizaciones quedan otros asuntos pendientes antes de alcanzar un acuerdo para el tercer rescate que sufriría el país. Entre ellos está, por ejemplo, que el Gobierno heleno concrete y materialice el tercer paquete de reformas y ajustes que se le reclama como parte de las medidas inmediatas acordadas en la cumbre del euro del 12 y 13 de julio.

El ministro de Finanzas, Euclid Tsakalotos, y el ministro de Economía, Giorgos Stathakis, han mantenido encuentros con los representantes de los acreedores este domingo con la esperanza puesta en que el próximo 18 de agosto el Parlamento heleno pueda aprobar este nuevo plan.

Atenas negocia con las instituciones de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional un rescate de hasta 86.000 millones de euros en créditos frescos para evitar el colapso económico y seguir en la zona euro.

Las reuniones comenzaron el pasado 20 de julio, con el objetivo, según una fuente del Ministerio de Finanzas, de que el acuerdo se revise por los ministros europeos el próximo 14 de agosto.

Grecia necesita que el rescate sea aprobado antes del 20 de agosto, cuando tiene que hacer un pago al Banco Central Europeo.

Bruselas ha insistido en los últimos días en que lograr un acuerdo sobre el tercer programa de ayuda en plazo es un objetivo "ambicioso, pero realizable" y ha destacado el carácter "satisfactorio" de las negociaciones de la troika en Atenas.

El propio presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ve "posible" el acuerdo este mes, "de preferencia antes del 20 de agosto", como ha recordado varias veces esta semana una de sus portavoces, Mina Andreeva.

Sin embargo, fuentes europeas consultadas por Europa Press advierten de que está por ver si el acuerdo se cerrará "con tiempo suficiente" para cumplir con todas las etapas procedimentales necesarias para que el fondo europeo de rescate puede liberar un primer tramo de ayuda.

Si no llegase a un acuerdo, los Veintiocho deberán decidir sobre una nueva ayuda urgente para que Grecia pueda hacer frente a sus vencimientos más inmediatos, estimados en 5.000 millones de euros por las instituciones y que incluyen un pago de 3.400 millones de euros al BCE el próximo día 20.

La Unión Europea ya acordó en el mes de julio un primer préstamo puente de 7.160 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera que fue desbloqueado in extremis, después de que se garantizara a los Estados miembros que no integran el euro que no asumirían pérdidas en caso de impago.

Normas
Entra en El País para participar