Tribuna

Un concepto para los nuevos consumidores

Los nuevos consumidores son cada vez más impacientes. Quieren productos y servicios a medida de sus necesidades y los quieren ya, ahora mismo. La economía on-demand es un nuevo concepto que, según Business Insider, es una actividad económica creada por las empresas tecnológicas y que está basada en satisfacer la demanda de los consumidores a través de la provisión inmediata de bienes y servicios. Esto se consigue mediante aplicaciones que conectan a los usuarios con las personas que brindan un servicio determinado. Este nuevo concepto, ha surgido para satisfacer la demanda actual de una creciente nueva generación de consumidores que está en auge en mercados como el de la música, el vídeo, la movilidad o recientemente en el sector servicios.

La tecnología permite, de esta manera, que los clientes y los proveedores se encuentren de una manera más rápida y eficaz reduciendo los costes de transacción al mínimo. Estos costes no tienen por qué ser solo monetarios, como los derivados de una suscripción, sino que pueden estar relacionados con cuestiones de compromiso, como un contrato, o estar vinculados a nivel de tiempo [LS1] o de trabajo.

Cada vez más, un mayor número de empresas entienden este concepto. Según los datos de Business Insider, la actividad on-demand registró inversiones de más de 4.800 millones de dólares a julio de 2014. Haciendo una proyección anual, la industria habría facturado 10.000 millones de dólares en todo el 2014, batiendo un nuevo récord.

Gracias a internet, las personas pueden acceder a la información que necesitan cuándo y dónde quieran, pero ¿por qué estas ventajas se tienen que reducir a la información? ¿Por qué no abarcar también productos y servicios? Los nuevos consumidores compiten constantemente contra el tiempo. Día a día, hay que apresurarse para llegar al trabajo o quedar con los amigos o la familia y, aun así, todavía nos quedan tareas pendientes como limpiar o cocinar.

La tecnología ha contribuido al desarrollo de la economía on-demand, permitiendo a las empresas ofrecer servicios que faciliten estas tareas a sus clientes. Este modelo se está convirtiendo en el gran negocio del momento. Por ejemplo, no tener que preocuparte por llegar al supermercado a tiempo antes de que cierre o volverte loco buscando un servicio de limpieza doméstico para poder disponer de algo de tiempo, gracias a diferentes webs o apps móviles, se convierten en tareas que duran unos pocos minutos. Esto es lo que esperan ahora los consumidores: eficiencia y comodidad.

Estamos en un momento en el que las aplicaciones móviles han cubierto todos los nichos que existían entre las empresas y sus consumidores finales y permiten acceder a todo tipo de productos y servicios de manera online y cómodamente. De hecho, en muchas industrias el concepto de venta offline se ha visto totalmente reemplazado.

¿Por qué alguien va a desplazarse a una tienda para comprar un producto o a una agencia para contratar un servicio, si puede reservarlo rápidamente con un solo clic de manera online? El concepto de Economía ondemand utiliza como proveedores a trabajadores autónomos y, de esta manera, favorece también el microemprendimiento dando a las empresas un carácter social. Se podría decir que el mercado presenta un modelo de comunidad económica con carácter social.

Este modelo, favorece el consumo y a los consumidores y se presenta como una tendencia clave para el funcionamiento de los mercados actuales.

Es un reto para el estado de bienestar europeo, favoreciendo el autoempleo en una sociedad en la que la mayor parte de la población es asalariada. Según los datos de la Federación de Organizaciones de Profesionales Autónomos y Emprendedores, en España actualmente existen 3.181.085 autónomos y se espera que durante este año, haya un aumento de 100.000 autónomos más.

Esta tendencia se dibuja cada vez más clara a pesar de algunos debates que se puedan generar, y que la externalización de servicios mediante autónomos alcanzará un equilibrio que será favorable para todos los sectores de la sociedad.

Manar Al Kassar es Cofundador de Helpling.

Normas