¿Tienen los autónomos derecho a nómina?

Cuando un empresario individual pone en marcha su propio negocio surgen dudas sobre la legalidad e idoneidad de asignarse un salario fijo, al margen de los beneficios, o pérdidas, de su actividad.

¿Tienen los autónomos derecho a nómina?

¿Puede un autónomo tener nómina? ¿Es conveniente que tenga un salario? Analizamos a continuación si procede, si es legal y si debe quedar registrado de alguna forma la imposición de un salario fijo y mensual para el autónomo. Básicamente, existen dos tipos de situaciones en las que plantearnos el establecimiento de una nómina. Por un lado, para un empresario individual y, por otro, para un autónomo societario. Es necesario diferenciarlo puesto que los supuestos cambian en un caso y otro.

Los autónomos individuales, que desarrollan su labor como personas físicas, al estar unido su patrimonio personal al negocio no existe la posibilidad de contar con un salario fijo, de manera que esa retribución pueda justificar los ingresos personales que consigue el trabajador por cuenta propia a raíz de su empleo. Sólo tendrá efectos fiscales el resultado que consiga de restar los ingresos de los gastos procedentes de su actividad laboral.

Otro caso bien distinto es que diferencia sus finanzas personales de las de su empresa y cada mes se fije una retribución fija por su trabajo. Desde una perspectiva fiscal no tendría ningún tipo de importancia, pero sí que le serviría para organizarse mejor.

También existe la figura del autónomo societario, en donde su situación es totalmente distinta. Tiene la posibilidad de facturar por los servicios o determinar una nómina fija todos los meses. Lo importante es que queden bien claros los criterios que se seguirán para que no existan interpretaciones erróneas por parte de la Agencia Tributaria, como explican desde San Per Asesores.

Hay que destacar que desde comienzos de este año los autónomos societarios que realicen una actividad profesional remunerada tendrán que ser retribuidos a través de una factura y no por medio de una nómina, siempre que se encuentren en el Régimen de Autónomos y sus rendimientos se obtengan de actividades económicas y no de rendimientos del trabajo.

En el caso de ser administrador de una compañía y contar una nómina, como así aparezca en los Estatutos de la empresa, ésta contará con unas retenciones del 42%. Cuando el autónomo societario emite una factura está deberá incluir un 19% de retenciones de IRPF y un 21% de IVA. Recordar que la nómina de los administradores debe aparecer recogida en las Estatutos de la compañía, especificando la cantidad concreta para que pueda ser deducible de cara a Hacienda.

Normas
Entra en El País para participar