iBroker comenzó a operar hace unos días

El equipo de Interdin crea un nuevo bróker junto a Auriga

El bróker propiedad de Banco Madrid está en proceso de liquidación bajo la batuta de Abencys

Los artífices de Interdin se han aliado con Auriga para lanzar su propia plataforma

Sede social de Banco Madrid.
Sede social de Banco Madrid.

El bróker propiedad de Banco Madrid está en proceso de liquidación bajo la batuta de Abencys Reestructuraciones. Mientras, los artífices de Interdin se han aliado con Auriga para lanzar su propia plataforma.

La resaca de la intervención y posterior proceso de liquidación de Banco Madrid persiste. Los 21 fondos de inversión depositados en la entidad, con unos 15.000 clientes, ya han recibido la mayor parte del efectivo que se les debía (unos 150 millones de euros de los 170 que se les debían).

El asunto de Interdin estalló después de la disputa entre los administradores concursales, el propio bróker y la CNMV. Los administradores llevaron al concurso de acreedores los alrededor de 22 millones de euros que la sociedad de valores tenía abierta a cuenta de clientes.

Desde Interdin y desde el supervisor se intentó que se segregaran esos saldos y se devolvieran a los cerca de 6.000 inversores a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

La tesis que se impuso fue la de los administradores, que aducen que los saldos no estaban individualizados, y tuvo que ser el Fondo de Garantía de Inversiones (Fogain), detonado por la CNMV, el que salió al rescate de los clientes de Interdin. A costa, eso sí, de condenar al concurso de acreedores a la sociedad de valores, que apenas tiene activo que liquidar. Está por ver si, finalmente, la CNMV consigue que el FGD se haga cargo de esos 22 millones de euros, que ahora Interdin debe al Fogain.

El plan de Enrique Martí, director de Interdin.com y alma máter del bróker, era constituir una nueva sociedad de valores especializada en derivados, de la que Interdin se quedara con el 50%. Esta operación era bien vista por la CNMV, ante la incertidumbre de que la parte esencial del negocio estuviera en manos de una empresa externa, Trading Motion. Y es que Martí en realidad ni siquiera estaba contratado por Interdin, sino por esa compañía, la que aportaba el elemento diferenciador de Interdin.com.

El bróker se había especializado en mercados de derivados, tanto no oficiales –por ejemplo, los contratos por diferencias (CFD) y en divisas (Forex)– como de los futuros y opciones, que se negocian en los mercados de opciones y futuros español (MEFF) y europeo (EUREX). Es más, dejó la actividad de la operativa y depositaría de valores de renta fija y variable en Banco Madrid desde comienzos de 2014, para centrarse en derivados para particulares.

El bloqueo de su operativa ha tenido una gran indicendia en MEFF –propiedad de BME–, puesto que Interdin realizaba un 25% del volumen del futuro del Ibex pequeño (mini Ibex).

Con una clientela muy vinculada, debido a la especialización y a la plataforma tecnológica, Martí y su equipo en Trading Motion has sido fichados por Auriga y han creado un bróker con similares características a las de Interdin. La empresa tecnológica, eso sí, se ha vaciado y Auriga ha contratado a la decena de personas que la formaban para lanzar hace unos días iBroker y que ya cuenta con alrededor de 700 clientes.

La plataforma también ha fichado a parte del equipo comercial de Interdin, y hace gala de una “estricta política de segregación de saldos”. “La historia reciente nos ha hecho desarrollar una extraordinaria sensibilidad sobre cómo proteger el dinero de nuestros clientes”. El primer principio que aplican es que “el dinero de los clientes de iBroker está claramente diferenciado y segregado del dinero propio de Auriga Global Investors”. El segundo, que el dinero de clientes se deposita en tres entidades de crédito: Sabadell, Bankinter y Bankia. El tercero, que las cuentas con dinero de terceros están a titularidad de los clientes- Y cuarto, que a los clientes se les informará donde está al cierre de cada sesión segregado su saldo.

Enrique Martí y su equipo ya han solicitado a la CNMV una licencia para crear una sociedad de valores propia –ha de ser sociedad de valores, porque necesita operar por cuenta propia–, a imagen y semejanza de la diseñada al 50% con Interdin

Normas