Los analistas, optimistas ante el posible impacto en las Bolsas

China: ¿riesgo sistémico o nube de volatilidad para las Bolsas?

CNBC

La Bolsa china ha vuelto a registrar otra jornada de pérdidas después de vivir ayer la mayor caída registrada en ocho años. Y no era para menos con un batacazo del 8,5% marcado al cierre del lunes. En la sesión de hoy y después de una apertura muy negativa donde la Bolsa de Shanghai ha llegado a caer más del 4%, estas caídas se han ido moderando hasta cerrar con un recorte del 1,68% con todas las miradas puestas en el parqué chino. En los últimos tres días, el mercado chino acumula una caída del 11%.

¿Cuál será el efecto que puede tener una hipotétic desaceleración en China?

"Insistimos que nuestra visión es negativa debido a la triple burbuja que pensamos padece", aseguran en Bankinter

Pablo García, director general de Carax-AlphaValue. cree que "la doble burbuja (inmobiliaria y de mercados) está a punto de estallar y, aunque el mercado esté fuertemente intervenido, todo cae por su propio peso".

Bankinter incide en la misma línea en su boletín diario. "Insistimos que nuestra visión es negativa debido a la triple burbuja que pensamos padece (crédito - inmobiliario - Bolsas)". Hay expertos que advierten sobre el efecto que puede tener sobre los mercados internacionales de materias primas. Es el caso del banco de inversión Julius Baer. Ahí, el economista jefe, Janwillem Acket, cree que "China, la mayor locomotora dle crecimiento global en los últmos años y el mayor importador de materias primas está tosiendo".

Natalia Aguirre, de Renta 4, se muestra por contra algo más optimista. "Tenemos que tener en cuenta el punto de partida", explica. "La Bolsa de Shangái subió el 150% antes de desplomarse un 35%. No debería haber un riesgo sistémico, aunque el temor está ahí". Aguirre apuesta por que sea más bien una fuente de volatilidad como lo fue la crisis griega a principios de mes "y que al final se convirtió en una oportunidad" de compra. "No creo que haya cambiado tanto el escenario global". Y sentencia: "Si tiene un impacto mayor, los chinos tienen margen de actuación suficiente para limitar el impacto", con lo que el efecto sobre las Bolsas será limitado.

"No creo que haya cambiado tanto el escenario global", apunta Natalia Aguirre, de Renta 4

Miguel Paz, director de la Unidad de Gestión de Unicorp, se muestra partidario de la situación puede ser una oportunidad de compra. "El ruido de China a priori puede ser también una oportunidad de comprar a precios más baratos, aunque mucho ojo hay que tener con los resultados empresariales", que, en su opinión, están empezando a debilitarse.

"Los datos macro", apunta, "mientras mantengan cotas de crecimiento del PIB superiores al 6% y consigan que sea el consumo privado siga creciendo (siga creciendo su clase media) y compense otras partidas del PIB, serán los resultados de las empresas cotizadas en lo que deberíamos fijarnos para determinar el verdadero peligro de la bolsa china".

"El ruido de China a priori puede ser también una oportunidad de comprar a precios más baratos", cree Miguel Paz, de Unicorp

Límites
En los meses anteriores a la debacle, el Gobierno lanzó políticas sumamente expansivas que propiciaron el apalancamiento de los inversores minoritarios y la financiación de las empresas mediante salidas a Bolsa. Así, llegó a haber hasta 40 opv al mes.

Las autoridades chinas han indicado que seguirán respaldando a la Bolsa con compras en los mercados financieros. "En cualquier caso, con una economía que ha crecido con mucha fuerza pero con importantes desequilibrios y cuyas Bolsas se han disparado en los últimos meses, atrapando a muchos pequeños inversores con compras en renta variable a crédito, creemos que los problemas tanto de la economía china como de los mercados financieros del país van para largo y que estos serán un foco de incertidumbre y volatilidad para las Bolsas internacionales en los próximos meses", advierten desde Link Securities.

A comienzos de mes, cuando la Bolsa china emprendió un acelerado descenso, las autoridades del país acordaron poner en marcha una serie de medidas de emergencia para sostener al mercado que solo pueden ser temporales. "Los inversores temen que el Gobierno chino retire las medidas de apoyo al mercado. Una vez que desaparecieran, el mercado no podría sostenerse por sí solo", avisa Sam Cho Yung, estatega de Delta Asia Securities, en declaraciones a Bloomberg.

Entre esas medidas excepcionales que puso en marcha China está la compra de acciones de compañías públicas por valor de 4 billones de dólares, la posibilidad de que 1.400 empresas inhibieran su cotización y una ronda de financiación para las empresas por valor de 480 millones de dólares

Normas
Entra en El País para participar