Con el objetivo de frenar la especulación

Abengoa unifica las garantías de su deuda

Sede de Abengoa.
Sede de Abengoa.

Abengoa ha tomado la decisión de unificar las mismas garantías de su deuda para frenar la especulación. “Los bonos convertibles y los canjeables contarán a partir de ahora las mismas garantías que los high-yield bonds (bonos de alto rendimiento)”, explicó la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

ABENGOA 0,02 56,31%

Además, la empresa avanza “en línea con sus expectativas” y ha facturado entre 3.375 y 3.400 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 3% más que en el mismo periodo del año anterior. Así lo explicó también el consejero delegado de la compañía, Santiago Seage, en una conferencia telefónica con inversores. La compañía convocó esta presentación avanzada de sus resultados en el mismo día en que sufrió una caída del 7,657% al cierre de la sesión, hasta los 2,42 euros por título. El resultado bruto de explotación (ebitda) se sitúa entre los 640 y los 660 millones de euros, un 9% superior al obtenido entre enero y junio de 2014, mientras que su margen de ebitda se encuentra en torno al 18%-19%.

Seage también señaló que disminuir la deuda es una “prioridad clave” para la empresa. Y añadió que la mejora de su rating crediticio realizada recientemente por Standard & Poor’s no se refleja en el coste actual de la deuda.

El responsable también señaló que Abengoa acaba de conseguir financiación para el proyecto Ashalim en Israel, para el cual ha conseguido 1.000 millones de dólares (923 millones de euros), anunciado el pasado lunes. En ese país la compañía española construirá una planta termosolar junto a su socio local Shikun & Binui. Y añadió que la firma ha conseguido financiación para otro proyecto en Uruguay.

Rentabilidad de bonos
El castigo a Abengoa en los mercados no se limitó a este descenso. La rentabilidad de un bono corporativo que vence en marzo de 2016 pasó en la sesión de un 5,1% al 8,5. El fuerte descenso bursátil pilló por sorpresa a los mercados, incluidos los analistas que siguen a este valor. Antes de conocerse el anuncio de esta conferencia, Iván San Félix, analista de Renta 4, explicó que no había una razón aparente para este desplome, que se dio también en los bonos corporativos de la compañía. “El mercado percibe a Abengoa como una compañía especialmente volátil y es algo que los inversores deben tener en cuenta”, explicó.

La compañía registró entre enero y marzo unas ganancias de 31,2 millones de euros, un 4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Abengoa explicó entonces que ese descenso era debido al arranque de nuevos proyectos en Sudáfrica y Brasil, así como las operaciones de amortización y emisión, como parte de su proceso de refinanciación. La empresa registró entonces una cifra de negocio de 1.559 millones de euros, un 1,1% más que un año antes.

Normas
Entra en El País para participar