Participará en la construcción y el mantenimiento del parque

Abengoa obtiene 923 millones para su planta solar de Israel

Sede de Abengoa en Sevilla.
Sede de Abengoa en Sevilla.

Abengoa se prepara para empezar a construir a finales de este mes la planta de Ashalim, la mayor de Israel con energía termosolar. La compañía informó ayer que ha cerrado, junto con su socio Shikun & Binui, la financiación sin recurso para este proyecto, que contará con una inversión aproximada de 1.000 millones de dólares (923 millones de euros).

El acuerdo de financiación sin recurso comprende crédito concedido por parte de instituciones financieras de desarrollo, como Overseas Private Investment Corporation (OPIC) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), y de bancos privados locales, con Leumi y Hapoalim.
Ashalim suministrará electricidad limpia a Israel Electricity Corporation, según un acuerdo de compra de energía a 25 años, suscrito a finales de 2013.

Esta instalación termoeléctrica de 110 megavatios (MW) almacenará energía para producir electricidad tras la puesta del sol. La que se convertirá en la mayor planta solar de Israel dispondrá de tecnología de colectores cilindroparabólicos y un sistema de almacenamiento de energía térmica en sales fundidas. Según la empresa, el parque solar “producirá energía limpia y gestionable equivalente al consumo de 63.000 hogares, evitando la emisión a la atmósfera de 300.000 toneladas de CO2 al año”. Ashalim se situará a 35 kilómetros al sur de la ciudad de Beer Sheva, en el oeste del desierto de Negev.

Creación de 633 empleos
El proyecto creará unos 633 puestos de trabajo mensuales durante su construcción y 60 en la fase de operación y mantenimiento de la planta.

Santiago Seage, consejero delegado de Abengoa, afirmó que esta planta “marca un hito importante en la internacionalización de la actividad de la compañía”.

Yield logra 268 millones de crédito

La filial estadounidense Abengoa Yield anunció también ayer la ampliación de su línea de crédito actual de 125 millones de dólares (115 millones de euros) con un tramo B de tipo revolving –que permite disponer de crédito en función de las necesidades de la compañía– por un importe de 290 millones de dólares (268 millones de euros).

Esta nueva financiación, que será utilizada para “futuras adquisiciones y otras necesidades corporativas”, se ha cerrado con Bank of America como banco coordinador global y HSBC como banco agente, y con Santander, Citigroup, RBC, Barclays y UBS como joint bookrunners.

Javier Garoz, consejero delegado de Abengoa Yield, declaró que la ampliación de esta línea de crédito “demuestra la sólida posición financiera de la compañía y le proporciona flexibilidad para llevar a cabo nuevas adquisiciones y generar crecimiento creando valor para los accionistas”.

La empresa matriz redujo su participación en Yield hasta el 49,05%, tras vender un paquete de dos millones de acciones por 62 millones de dólares (56,4 millones de euros).

Normas