Grecia pide el rescate

Ocho diferencias entre el programa que rechazó Tsipras y el que propone

Ocho diferencias entre el programa que rechazó Tsipras y el que propone Ampliar foto

El plan que llevará Atenas a los acreedores (aquí, la filtración obtenida por Financial Times) para que éstos firmen el rescate tiene pocas diferencias con el plan enviado por los acreedores a Atenas el 26 de junio, poco antes de la convocatoria del referéndum (aunque se hizo público dos días después).El Gobierno de Tsipras necesita que Europa desbloquee la financiación de la banca para levantar el corralito y contener el riesgo de salida del euro.

Por eso ha cedido en los aspectos más relevantes del programa, que en todo caso ya estaba cerca de las propuestas griegas tras la reunión del día 21, con diferencias en IVA y pensiones, específicamente. Aquí están los ocho puntos de discrepancia entre el programa que rechazó Tsipras y el que, después de 10 días de corralito, un referéndum y un ultimátum, propone.

La diferencia principal no está en las reformas, sino en el rescate: el anterior programa contenía las exigencias de la troika para una prórroga del rescate y desembolsar, por distintos conceptos, unos 13.000 millones de euros. Las reformas presentadas hoy desbloquearían siete veces más dinero, 43.000 millones, aunque sujetan a Grecia a la troika durante tres años. En paralelo, Atenas pretende llevar a las instituciones a una futura negociación sobre la reestructuración de la deuda.

Queda por ver si lo aceptan los acreedores, especialmente Alemania, que ya aseguró que un rescate nuevo no conlleva las mismas condiciones que una prórroga.

Presupuesto. El objetivo del 3,5% de superávit primario se mantiene; si acaso el nuevo borrador es levemente menos explícito: los objetivos de 1%, 2% y 3% para 2015, 2016 y 2017 están entre paréntesis.

IVA. La misma propuesta que presentaron los acreedores: recaudación del 1%, hostelería al 13% y comidas procesadas de primera necesidad (como leche) al 23%. El nuevo plan sí incluye mantener el IVA reducido para las islas más remotas. Prevé empezar a subirlo en las islas más grandes y turísticas. Además, el nuevo plan prevé medidas compensatorias (y fiscalmente neutras) para los ciudadanos más necesitados. Las comidas procesadas de primera necesidad (como leche) tendrán el IVA al 23%.

Gasto e ingresos públicos. La reducción del gasto militar será de 100 millones en 2015 y 200 millones en 2016. En el plan de junio era de 400 millones. La subida del impuesto de lujo para los yates (del 10% al 13%) afecta a los de más de cinco metros (10 en el plan de junio).

Adicionalmente, la nueva propuesta incluye medidas compensatorias en caso de desvíos en el presupuesto: aumentar la fiscalidad de las rentas derivadas de alquileres y subir otro punto el impuesto sobre sociedades (que ya pasa del 26% al 28%, según el programa), hasta el 29%.

Pensiones. La puesta en marcha de la reforma de pensiones tiene ahora la fecha de octubre de 2015. En la propuesta anterior de la troika no figuraba la fecha, porque los acreedores querían que fuese inmediata. Atenas parece haber cedido tanto en la eliminación del complemento a pensiones bajas como en la subida de la edad de jubilación, puesto que ambas se quedan como proponían los acreedores.

Funcionarios. El nuevo borrador introduce un programa de movilidad para racionalizar la cobertura de puestos vacantes. También añade que se tomarán medidas para acabar con los atascos en la Justicia. Además, el nuevo programa incluye la supervisión de entidades públicas empresariales, entidades locales, inversiones público-privadas, procesos de control en las autoridades fiscales y aduanas.

Impuestos. El nuevo programa incluye un plan para combatir la evasión fiscal, verificando las transacciones bancarias, un mecanismo voluntario para aflorar rentas o patrimonio (sin amnistía fiscal) y pedir datos a la UE sobre activos de ciudadanos griegos, entre otras medidas.

Mercado laboral. El nuevo texto determina que habrá una nueva normativa sobre convenios colectivos a final de año.

Mercado de bienes y servicios. Aplicar las recomendaciones de la OCDE (toolkit) en los mercados de autobuses turísticos, licencias de camión y otros. Analizar la competencia en comercio al por mayor, construcción, comercio electrónico y medios de comunicación. En la liberalización de servicios (ingenieros, notarios, alquileres) se excluyen los ferries. Diseñar la ventanilla única para las obligaciones de información de las empresas. Se mantiene la obligación de privatizar la empresa de red eléctrica, aunque se admite un plan alternativo para desligar esta empresa de la empresa nacional de electricidad.

Normas