Orizont de Navarra y Agrotech de Extremadura, las primeras iniciativas

Una nueva cosecha de emprendedores agrícolas

Varias comunidades autónomas impulsan la creación de ‘startups’ de agroalimentación.

Representantes de los ocho proyectos seleccionados por el programa Orizont.
Representantes de los ocho proyectos seleccionados por el programa Orizont.

La alimentación es uno de los principales sectores económicos de España, con una producción de 93.238 millones de euros en 2014, un 3,8% más que en 2013, según FIAB.

Sin embargo, como asegura el director gerente de la Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena), Carlos Fernández Valdivielso, hasta ahora “apenas existían startups en el ámbito agroalimentario” y éste aparecía “casi el último en cifras de inversión de capital riesgo”.

Algunas iniciativas surgidas en nuestro país pretenden darle la vuelta a esta situación.

Una de ellas es el programa navarro de aceleración Orizont, que acaba de seleccionar ocho proyectos sobre temas tan diversos como la formación online en la agroindustria, sensores que controlan cultivos y test genéticos para la nutrición. Cada uno recibirá 110.000 euros y un programa de aceleración de seis meses diseñado por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra (CEIN).

Pero esta iniciativa no es la única. Spain Startup, organizadora del encuentro entre inversores y emprendedores The South Summit, va a poner en marcha “una línea para emprendedores en torno al gran sector agrícola y sus derivados”, según adelanta su presidenta, María Benjumea. A su juicio, en el ámbito agroalimentario “están apareciendo muchas startups” y “ellas pueden ayudar a poner en valor todo lo que nuestro campo produce”.

Sólo el 2,6% de la financiación

De los 320 millones de euros que levantaron en 2014 las startups españolas a través de rondas de financiación, sólo 8,5 millones (el 2,6%) fueron a parar al ámbito agroalimentario, según la consultora Venture Watch.

Orizont pretende aumentar esas cifras y “contribuir al crecimiento y modernización del segundo sector más importante de España”.

La Junta de Extremadura está impulsando un centro de formación sobre el uso de drones en el sector agrícola, un proyecto enmarcado en su Plan Agrotech, que también promoverá las startups, y que persigue “colocar a la región en una posición de liderazgo agroindustrial”.

Barcelona Digital trabaja en la creación de “una herramienta para ofrecer programas optimizados de riego a los agricultores”. Mientras que el Basque Culinary Center apoya “la innovación en la gastronomía y la creación de nuevos proyectos empresariales”.

Como explica Fernández Valdivielso, el campo en España “está formado por empresas familiares, donde la innovación es mucho más difícil y la inversión en nuevos proyectos, casi inexistente”. La irrupción de startups será fundamental para el futuro del sector.

Normas
Entra en El País para participar