Consecuencias del referendum griego

Alta tensión en los mercados: el euro cae un 1%

Periodistas siguen el referéndum en el centro de prensa de Atenas.
Periodistas siguen el referéndum en el centro de prensa de Atenas. EFE

La victoria del no deja a los mercados financieros en un entorno de aguda incertidumbre, al igual que el lunes pasado, cuando arrancaron la semana con la ruptura entre Atenas y la troika. Esta noche no hay más que un puñado de mercados de futuros operativos, y ninguno de ellos marca movimientos de calado. Los primeros cruces del euro en Australia y Asia marcan caídas de más del 1%, hasta los 1,0986 dólares.

En cualquier caso, la opción elegida por los electores griegos ha sido la que más inestabilidad genera;porque complica una salida negociada a la crisis (el sí habría supuesto un acuerdo rápido y un nuevo gobierno en Grecia) y porque, además, no se esperaba. Según una encuesta de Barclays la semana pasada, dos tercios de los inversores esperaban una victoria del sí.

La previsión para mañana es, pues, de inestabilidad, caídas de la Bolsa y aumento de los diferenciales en la renta fija, con bajadas en el tipo de la deuda alemana y subidas en la deuda española o italiana. “No se puede asumir que la estabilidad de la semana pasada implica que no habrá reacción a un no”, explica a Bloomberg un analista de la firma Standard Bank.

Mohamed El-Erian, ex gestor de Pimco, considera que si se confirma la victoria del 'no' habrá fuertes ventas en Bolsa y presión sobre la deuda europea periférica. La primera referencia que tendrán los inversores, más allá del habitual rosario de declaraciones políticas, llegará con la decisión del BCE sobre los préstamos de emergencia (ELA) a la banca helena.

A medio plazo, todo depende de la dureza de los acreedores con Grecia. “Puede haber una huida del riesgo durante días”, señalaba un experto de ING. Y la salida del euro es una posibilidad que esta noche contemplan casi todos los informes de análisis. BNP calcula una probabilidad de Grexit del 70%. Para JP Morgan y Barclays también es el escenario más probable, debido a las objeciones que espran de los socios europeos. Analistas de RBC o HSBC son más cautos: “uU rechazo ni significa más que más discusiones y más inestabilidad; no la ruptura del euro”.

Normas
Entra en El País para participar