Las Bolsas quedan atenazadas por una consulta decisiva

Qué espera el mercado del referéndum griego

Un 'sí' sería el mejor escenario para las Bolsas, según la banca de inversión

Este escenario podría derivar en la dimisión del Gobierno de Alexis Tsipras

Una pareja junto a un cartel que pide el "no" en el referéndum del domingo, en Atenas
Una pareja junto a un cartel que pide el "no" en el referéndum del domingo, en Atenas

Este domingo los griegos votarán si apoyan o no las condiciones impuestas por la troika para extender el segundo rescate, que expiró el miércoles. A pesar de que se decidirá sobre un documento que ya no está en vigor, la consulta se antoja decisiva para el país heleno y para el conjunto de la zona euro.Los mercados financieros contienen el aliento a la espera de saber qué resultados depara el referéndum.

Los bancos de inversión hacen sus cábalas sobre qué ocurrirá el domingo y qué implicaciones tendría cada posible escenario. Barclays realizó una encuesta a inversorespreguntándoles sobre la consulta. El 66% cree que vencerá el sí, lo que implicaría la dimisión del primer ministro griego AlexisTsipras y de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.La mayoría de las firmas internacionales apuesta por este escenario, que depararía una convocatoria de elecciones o la formación de unGobierno de concentración.

En caso de que triunfe un sí, un 44% de los clientes de Barclays cree que la Bolsa europea será el activo que ofrezca la mayor relación entre rentabilidad y riesgo en los tres próximos meses; un 20% señala a las acciones de los bancos y un 18%, a la deuda corporativa periférica. Si vence el no, un 27% cree que la deuda de países periféricos será el activo que peor se comporte, seguido de las acciones bancarias (20%) y de la Bolsa europea en general (18%).

Pero quizá lo más perturbador para el mercado es que, ocurra lo que ocurra el domingo, no será el final del sempiterno serial griego. “La clave para saber hacia dónde dirigirnos de ahora en adelante es identificar si los mercados creen que el caso de Grecia es único o si es solo un síntoma de un fracaso mucho más grande que afecta a toda la zona euro. Hasta ahora, los inversores se han apuntado a la primera opción”, señalan Laura Sarlo y Aimee Kaye, expertas del equipo de Loomis Sayles (gestora filial de Natixis Global AM).

Moderadamente optimistas se muestran los expertos de Bank of America Merril Lynch, que destacan que “los mercados están digiriendo el shock relativamente bien”. En su opinión, el comportamiento del mercado esta semana, tenso pero no histérico, demuestra que “los inversores creen en los cortafuegos de la zona euro”.

Desde Citi creen que, en caso de que produzca la salida de Grecia del euro, supuesto que podría llegar tras una ruptura total entre Atenas y sus acreedores, “el impacto sobre el resto del mundo será a corto plazo negativo, pero relativamente moderado porque la exposición directa a Grecia (de inversión y financiación privada) es relativamente pequeña incluso en la zona euro y porque esperamos que las autoridades europeas, en especial el BCE, tomarían medidas para contener cualquier mayor contagio en los mercados financieros”.

En el mercado secundario de deuda, el impacto de las tensiones griegas ha sido muy contenido hasta el momento, pero aun así algunos expertos creen que los bonos de otros países periféricos pueden volver a tensionarse por la crisis helena. Así, Asoka Wöhrmann, director de inversiones de Deutsche AWM indica en su informe mensual que “hemos reducido a neutral nuestra recomendación a neutral en la deuda soberana periférica para estar protegidos ante cualquier eventual sorpresa negativa en Grecia”.

Normas