El Estado español ostentará el 1,76% del capital

España entra en Asia de la mano del Banco de Infraestructuras

Imagen de una autopista en Beijing (China).
Imagen de una autopista en Beijing (China). Reuters

“Por primera vez España no llega tarde a esta clase de instituciones”, así de contundente se mostró este viernes el director general de Análisis Macroeconómico y de Economía Internacional, Jorge Dajani, al referirse al futuro Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras. La entidad, que comenzó a constituirse a finales del año pasado, será similar a organismos como el Banco Asiático de Desarrollo o el Banco Europeo de Inversiones, aunque estará especializada en la financiación de proyectos de infraestructuras en transporte, energía y agua en países en desarrollo de Asia.

España suscribirá 1.761,5 millones de dólares (unos 1.580 millones de euros) en este nuevo banco, por lo que ostentará el 1,76% del capital y se convertirá por primera vez en socio fundador de una entidad de esta envergadura. Impulsado por el nuevo Gobierno chino, está previsto que cuente con un capital total autorizado de 100.000 millones de dólares (91.952,34 millones de euros).

Tal y como explicaron fuentes de Economía, está previsto que a partir de 2016 proporcione apoyo financiero a proyectos en los países asiáticos mediante la concesión de préstamos, la inversión en capital o la concesión de garantías y avales. Además, podrá operar de manera conjunta con otros bancos multilaterales, como el Banco Asiático de Desarrollo o el Banco Mundial. Según explicó Jorge Dajani, España quiere participar en este proyecto porque Asia es una “prioridad absoluta” en materia económica y porque ayudará a las empresas españolas a crecer en este continente, teniendo en cuenta además su experiencia en infraestructuras.

De este modo, España se incorpora como miembro fundador no regional junto a otros 19 países. Además, habrá otros 37 países fundadores que pertenecen a Asia. Y aunque ya no podrán ser fundadores, está pendiente la incorporación de EE UU, Japón y Canadá, entre otras potencias.

Normas