España se prepara para superar las cifras históricas del ejercicio 2014

Batiendo récords un año tras otro

De momento, en el primer trimestre de 2015 nos han visitado 10,6 millones de turistas extranjeros que han desembolsado 10.764 millones de euros, un 7% más.

Batiendo récords un año tras otro

Nuevo récord de turistas previsto para este año y excelentes noticias para España, que consolida su posición como uno de los primeros destinos a nivel mundial. Y es que, por primera vez, nuestro país encabeza el Índice de Competitividad de Viajes y Turismo 2015 del Foro Económico Mundial (FEM), que evalúa el potencial de 141 países sobre la base de 14 criterios –tales como recursos naturales, infraestructuras, servicios al turista, precios competitivos o seguridad– tanto para atraer visitas como para generar beneficios económicos y sociales.

Es también la primera vez que España, tercera potencia del mundo en entrada de turistas extranjeros y segunda por ingresos, ha superado a Francia y a Alemania como destino más atractivo y competitivo. 

Las infraestructuras y el patrimonio cultural así como la adaptación a los nuevos hábitos de consumo digital han sido determinantes en la clasificación. De hecho, para esta institución basada en Ginebra, lo que ha colocado a España a la cabeza de países más atractivos ha sido especialmente sus recursos culturales.

Según Exceltur, el crecimiento del PIB turístico oscilará este año entre el 1,9% y el 2,6%

Este reconocimiento viene acompañado de un incremento no solo del número de visitantes extranjeros en el primer trimestre del año, 10,6 millones de turistas, un 5,3% más que en el mismo periodo de 2014, sino también del gasto. En este periodo, el desembolso realizado por los viajeros fue de 10.764 millones de euros, con un avance del 7%.

El hecho de que el gasto crezca más que las entradas significa que los turistas que nos visitan consumen más. Por ejemplo, los procedentes de Reino Unido, el principal emisor a España, gastaron el doble que la media (un 14,8%), 1.884 millones de euros.

Este aumento se justifica por la buena marcha de la economía británica, que crece al 3%, y porque la libra se ha depreciado un 8,3% frente al euro, lo que implica que los ciudadanos disponen de más dinero para viajar. El desembolso medio fue de 891 euros durante su estancia, lo que representa un alza del 4,9% anual, y de 101 euros al día, un 12,5% más.

Pese a estos incrementos, las cifras en términos absolutos están lejos de otros mercados que aportan menos viajeros, como China, Brasil o México, pero que gastan más. El año pasado, los turistas extranjeros gastaron 63.094 millones de euros, un 6,5% más que en 2013.

España supone el 15% de los 2.700 millones de pernoctaciones turísticas que se produjeron en la Unión Europea en 2014. Por segundo año consecutivo, el pasado ejercicio logró un récord histórico, superando la barrera de los 65 millones de visitantes recibidos en un año. El 80% de los turistas que nos visitan entran en avión y el 18%, por carretera.

Las empresas turísticas generan uno de cada nueve empleos y su peso en el PIB está en torno al 11%. Junto al incremento de visitantes, el sector prevé seguir elevando las cifras de facturación. Una encuesta realizada por Deloitte a 70 directivos revela que las empresas prevén incrementar más de un 5% sus ingresos en 2015, una mejora que se suma a la obtenida el año pasado, que superó el 5%.

El 80% de los turistas que nos visitan utiliza el avión y un 18% entra por carretera

El informe también augura que si las tarifas se mantienen o suben moderadamente, por debajo del crecimiento del PIB, el precio seguirá siendo atractivo y no disminuirá el grado de ocupación, lo que conllevará un aumento de los ingresos por habitación disponible (revpar) en el caso de la industria hotelera. En este sentido, de cara a este año Exceltur vaticina dos posibles escenarios que sitúan el crecimiento del PIB turístico entre el 1,9% y el 2,6%.

La entrada en el negocio de plataformas como Airbnb, Uber o BlaBlaCar es seguida con interés por las empresas tradicionales, que comienzan a considerarlas como una oportunidad para definir sus estrategias. Mientras que la mitad de los consultados por Deloitte cree que las iniciativas de economía colaborativa son una amenaza, la otra mitad las ve como una oportunidad para replantearse el producto y ampliar las opciones y los potenciales clientes. 

Las perspectivas del turismo en España para 2015 son positivas tanto por la mejora del mercado como por la inestabilidad actual en países competidores.

En suma, es un ejercicio esperanzador en el que se espera que, por fin, “podamos dejar de hablar de un comportamiento anterior y posterior a la crisis, o de recuperación, para comenzar a hablar de crecimiento, nuevos retos y nuevas vías de explotar el mercado”, concluyen en Deloitte.

Pulso entre canales tradicionales y online

La Alhambra
La Alhambra (Granada), uno de los monumentos más visitados.

Las agencias de viajes tradicionales han sufrido en los últimos años una gran transformación. El canal digital sigue ganando peso año tras año. Agencias de viajes y operadores turísticos ocupan el primer puesto del ranking de las actividades con mayor volumen de negocio en internet, un 18% del mismo durante el tercer trimestre de 2014, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los paquetes turísticos suponen el 5,5% de las transacciones de comercio electrónico y los billetes de avión, el 9,6%. Las empresas del sector creen que el futuro de la distribución de paquetes, billetes de avión o habitaciones de hotel pasa por los llamados metabuscadores, como TripAdvisor, y por las agencias de viajes online, según la encuesta realizada por Deloitte a directivos turísticos. Un 8% cree que el futuro pasa por la distribución online en su totalidad y solo un 1% apuesta por impulsar la red física de oficinas.

José Manuel Muriel, consejero delegado del grupo Wamos, que engloba a Nautalia, cree que hay mercado y producto para todos. “Las tradicionales contamos con el valor diferencial de la formación y atención de nuestros profesionales. Los agentes de viaje ofrecen mayor tranquilidad a muchos consumidores”, subraya.

La mejora de la economía española se está traduciendo en mayor inversión en viajes y ocio: “Se reservan mejores hoteles, destinos más lejanos y mayor número de días”, resalta Muriel.

Normas