Pide además reestructurar la deuda griega

FMI: Grecia necesita un rescate de 50.000 millones

A España le correspondería entregar unos 4.590 millones

Los griegos deben decidir el domingo si aceptan la propuesta de la troika

El ministro alemán de Finanzas, Wolfang Schaeuble, representado en un cartel a favor del 'no' en el referéndum.
El ministro alemán de Finanzas, Wolfang Schaeuble, representado en un cartel a favor del 'no' en el referéndum.

El FMI defiende, en un informe hecho público este jueves, que Grecia necesita un nuevo rescate europeo de 36.000 millones, incluso si los ciudadanos de este país votan a favor de aceptar las condiciones propuestas por la troika en el referéndum previsto para este domingo. En concreto, estima que el país tiene unas necesidades de capital de 50.000 millones, sin contar con el dinero pendiente del segundo rescate, de los que al menos 36.000 (dos tercios del total) le corresponderían a los socios de la UE.

A España le correspondería entregar unos 4.590 millones, si el reparto de este nuevo rescate se hiciese de la misma forma en que se llevo a cabo en el segundo. Es decir, en base a la misma proporción aportada en la creación del Banco Central Europeo: el 12,75%.

Este nuevo prestamo debería tener un plazo mayor de vencimiento y unos intereses más bajos que los actuales, de acuerdo a lo afirmado por la institución en un informe con fecha de 26 de junio. Un día antes de el primer ministro griego, Alexis Tsipras, convocase la consulta.

Según la institución, las necesidades monetarias de Grecia se han visto agravadas por los "importantes cambios políticos" producidos. En enero la coalición de izquierda radical Syriza consiguió llegar al Gobierno tras ganar las elecciones.

Para justificar su afirmación, el Fondo recurre a la revisión que ha realizado de la tasa de crecimiento prevista para el país heleno. Así en abril esta se cifraba en un 2,5%. Ahora se calcula en un 0%.

Además, la institución que dirige Lagarde cree que sería necesaria una reestructuración de la deuda griega para hacer sostenible la economía del país heleno. Así lo ha explicado hoy el organismo que propone aumentar el vencimiento de la deuda helena de los 20 años actuales a los 40.

Esta es una de las peticiones centrales del Gobierno griego, a la que se oponen frontalmente los otros dos miembros de la troika, el BCE y la Comisión Europea, pero que el FMI sí considera necesario. Es más, incluso con una reestructuración de la deuda, la ratio de deuda sobre el PIB sería del 140%. Ahora roza el 180%.

Los socios europeos se enfrentan a una pérdida neta de más de 53.000 millones de euros en el caso de que Grecia no respete los objetivos presupuestarios del plan de los acreedores, señala el informe preliminar sobre la deuda griega del FMI.

El Fondo llega a incluso a advertir de sus reticencias a entregar más dinero a Atenas si no se toman medidas que garanticen la viabilidad del pago de la deuda.

Las cifras proporcionadas por el FMI podrían ser aún más alarmantes. La institución especifica que los reciente acontecimientos en Grecia (cierre de los bancos, controles de capital, impago al FMI) no se incluyen en el informe. Éstos "tendrían un importante impacto negativo", añade el FMI.

Normas