Casi todas las opciones llevan a una crisis financiera

Grecia llega a un callejón sin escapatoria

El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis.
El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis.

La zona euro y el gobierno de Alexis Tsipras han roto este sábado las negociaciones sobre la prórroga del rescate de Grecia. A poco más de 72 horas de que expire ese rescate (el 30 de junio), casi todas las opciones colocan a Grecia al borde de una crisis financiera sin precedentes, con corralito incluido.

Ruptura

Los socios europeos consideran que la convocatoria del referéndum en Grecia equivale a una ruptura unilateral de las negociaciones y darán por terminado el rescate el próximo martes. De ser así, Atenas está condenada, según fuentes europeas, a establecer un control de capitales (corralito) para evitar la hemorragia de depósitos (desde diciembre de 2014 se han retirado más de 35.000 millones de euros, con una caída de 4.000 millones en mayo hasta los 138.000 millones).

Prórroga

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ha reclamado en vano a sus colegas del Eurogrupo una prórroga breve del rescate para poder celebrar la consulta del 5 de julio con cierta calma financiera. Los ministros de Economía de la zona euro, reunidos en Bruselas por cuarta vez esta semana, han rechazado esa petición. Sin acuerdo, es posible que la fuga de depósitos se acelere a partir del lunes y que Atenas deba pedir un aumento de la línea de liquidez de emergencia (que ya asciende a 89.000 millones de euros) que el BCE podría bloquear o limitar. El corralito se presenta, de nuevo, como inevitable.

Acuerdo y referéndum

El órdago de Alexis Tsipras con la convocatoria de un referéndum persigue que la zona euro acepte renegociar su última propuesta de rescate, presentada el pasado jueves como una forma de ultimátum. El plan incluía la liberación de nuevos préstamos y ayudas (hasta 15.000 millones de euros) pero a cambio de recortes de pensiones y subidas del IVA que Atenas considera inaceptables. Grecia confía en que el Eurogrupo suavice esa propuesta lo que permitiría bien cancelar el referéndum o convocarlo y que el Gobierno defendiera el Sí. La directora-gerente del FMI, Christine Lagarde, indicó antes de la reunión de Bruselas que la solución para Grecia debería equilibrar los ajustes y las reformas con “una operación en la deuda”, eufemismo para la restructuración que pide Atenas y que permitiría a Tsipras defender el acuerdo con la zona euro. Incluso en este caso, Grecia probablemente no podría evitar el control de capitales.

Referéndum sin acuerdo ni rescate

El Parlamento griego aprobó el sábado la convocatoria del referéndum para someter a votación las propuestas de la troika. Bruselas insiste, sin embargo, en que esas propuestas decaerán una vez que expire el rescate el 30 de junio. No está claro, por tanto, sobre qué ni para qué se pronunciaría el pueblo griego. Lo más probable es que la consulta derivase en un Sí o No al euro. En cualquier caso, la incertidumbre hasta el 5 de julio alcanzará tal nivel que también en este caso Bruselas considera inevitable el control de capitales.

Normas