Otro acto terrorista en Francia acaba con la vida de una persona

Un atentado en una mezquita en Kuwait causa al menos 10 muertos

Más de 25 personas han muerto por el atentado cometido este viernes contra una mezquita chií en la ciudad de Kuwait y reivindicado por el grupo terrorista suní Estado Islámico, según un balance de víctimas confirmado por el gobernador local, Thabet al Muhanna, a la agencia Reuters.

Otras fuentes elevan los fallecidos hasta 13. "El recuento inicial para las víctimas es al menos de 13 muertos y 25 personas han sido trasladadas al hospital ", ha informado una fuente médica a AFP.

Un testigo ha indicado que el atentado ha sido obra de un suicida y que en el interior de la mezquita Al Sadeq había unas 2.000 personas cuando se ha producido la explosión.

Según el diputado Jalil al Salih, los fieles estaban arrodillados para rezar cuando se ha producido una fuerte explosión, que ha provocado daños en el techo y las paredes. El testigo ha precisado que el suicida tenía aparentemente unos 30 años.

El emir de Kuwait, Sabá al Ahmad al Jaber al Sabá, se ha desplazado hasta la zona de la mezquita, ha informado la agencia de noticias estatal KUNA.

Una persona decapitada en un acto terrorista en Francia

Un polígono industrial de la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, a una veintena de kilómetros de Lyon, es el escenario del atentado perpetrado este viernes en una fábrica de productos químicos, donde un hombre ha sido hallado decapitado y varias personas han resultado heridas.

La persona decapitada durante un ataque islamista ha sido identificada como el gerente de una sociedad de transportes que había acudido al lugar para realizar una entrega, ha informado el periódico 'Le Dauphiné Libéré'.

El presunto autor del atentado hoy en una fábrica en un polígono industrial cerca de Lyon estuvo vinculado con movimientos salafistas y fue vigilado por los servicios de inteligencia de 2006 a 2008.

Sin embargo, el hombre, identificado como Yasine Sali, de 35 años y originario de Saint-Priest, en la periferia de Lyon, carecía de antecedentes penales, informó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

Los servicios de inteligencia abrieron una ficha por radicalización al supuesto terrorista en 2006, aunque esta no fue renovada en 2008, explicó el ministro.

En ese tiempo, el sospechoso tuvo vínculo con movimientos salafistas, pero "no se identificó que participase en actividades de carácter terrorista", dijo.

Normas