El Banco de España alerta sobre la rigidez salarial

Los salarios reaccionan más a la bonanza que a las crisis

Cuando la tasa de paro sube un punto porcentual los salarios reaccionan bajando una media del 0,24% mientras que en épocas expansivas suben entre el 0,38% y el 0,48%

Los salarios reaccionan más a la bonanza que a las crisis

¿Reaccionan los salarios a los distintos ciclos económicos? Lo más lógico sería pensar que así debería ser. Y así es, pero esta reacción varía en función de muchas cosas, como el país del que se trate, el momento del ciclo, la antigüedad del trabajador o si se tiene un contrato fijo o temporal. Así el Banco de España ha analizado en su último informe la capacidad de reacción de los sueldos en España en los distinos momentos económicos vividos entre 1987 y 2013, para concluir que existe cierta rigidez, al menos, mayor que en otros países.

Así, este análisis indica que en España "los salarios tienden a descender en términos reales (una vez descontado el efecto de la inflación) cuando se incrementa la tasa de paro, y aumentan en los periodos en los que la tasa de desempleo se está reduciendo".

Si bien, los técnicos de este organismo puntualizan que esta reacción procíclica no es igual en todas las partes del momento económico. Es más, aseguran que "la reacción de los salarios en épocas recesivas es inferior a la que se observa en expansiones". En definitiva, los salarios reaccionan más a las épocas de bonanza que a las de crisis.

Según este estudio, cuando en España la tasa de paro aumenta un punto porcentual, los salarios en términos reales reaccionan con una bajada del 0,24 %, mientras que en una época de expansión se observa una mayor respuesta cíclica de los salarios, con incrementos de entre el 0,38% y el 0,48%, en función del nivel de desempleo. Esto significa que a medida que la recuperación se intensifica y la cantidad de paro se reduce los salarios crecen con más intensidad.

Si bien esta respuesta cíclica de los salarios es mucho mayor en otros países como Estados Unidos, Alemania, Italia o Portugal. En estas economías, la reacción de los sueldos a un incremento de un punto en la tasa de paro es un recorte salarial que suele superar el 1%. Y esta elasticidad esa aún mayor en el Reino Unido, donde la contracción retributiva puede llegar al 2%.

El Banco de España encuentra la justificación a esta menor estabilidad de los salarios en función del ciclo económico en el caso español en la composición de su mercado laboral. Así, los autores de este análisis precisan que para los trabajadores con más de seis años de antigüedad (seis de cada diez ocupados), la relación de los salarios al ciclo económico "es muy reducida". Si bien, esto se contrarresta con una mayor sensibilidad al ciclo de los salarios de los trabajadores temporales, con una elevada presencia en el mercado laboral.

Normas