Superan a los seguros de coche

Los seguros de salud arrancan el año a buen ritmo

Las pólizas sanitarias fueron las que más crecieron hasta marzo

Las cinco primeras aseguradoras acumulan un 70% de cuota de mercado

Clasificación de aseguradoras de salud Ampliar foto

Los seguros de automóviles siguen vendiendo más pólizas, pero no hay un segmento que crezca al ritmo del sanitario. Se trata de la línea de negocio con mejor evolución para las aseguradoras. Las pólizas sanitarias aportaron 1.971 millones de euros en primas hasta marzo, un 3,5% más que en el mismo periodo del año anterior. “El de salud es el único negocio, exceptuando los seguros de vida, que ha seguido creciendo durante los años de crisis económica”, apuntan portavoces de Unespa, la patronal del sector.

Mapfre Familiar, DKV Seguros y Asisa conforman el podio de compañías con mayor crecimiento en el primer cuarto del año, según datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones). Mutua Madrileña, Sanitas, Asisa, DKV y Mapfre, por su parte, fueron las que acapararon más primas a lo largo de 2014. Las cinco juntas acumularon una cuota de mercado superior al 70%.

“Tras varios años de crecimiento, hemos fortalecido nuestro modelo asegurador, basado en un sistema sanitario sin ánimo de lucro y que invierte constantemente en tecnología, instalaciones y formación”, dijo esta semana el doctor Francisco Ivorra, presidente de Asisa, durante la presentación de resultados trimestrales de la compañía.

Adeslas, el grupo que acumula un mayor volumen de primas en el primer trimestre, ve factible que el crecimiento de este negocio se sostenga en el tiempo. “El aseguramiento privado en España es un actor eficiente que lleva muchos años, décadas de hecho, demostrando su capacidad de diseñar dispositivos asistenciales, aplicar políticas de prevención y financiar la asistencia sanitaria con niveles óptimos de coste económico final”, apuntó Javier Murillo, consejero director general de SegurCaixa Adeslas, durante la inauguración del IV Foro de Seguros de Salud que se celebró en Madrid la semana pasada.

El alza del volumen de negocio de los seguros sanitarios se produce en un contexto económico en mejoría, pero lejos de ser óptimo. “Las aseguradoras somos un actor fundamental para el Estado de bienestar al moderar la demanda de prestaciones sanitarias públicas, mejorar los tiempos de respuesta y ahorrar gasto público”, apuntan desde Unespa, que por otra parte se siente poco respaldada por la política fiscal del Gobierno. “Defendemos la recuperación de la deducción en cuota del 15% para las pólizas de seguros de enfermedad, tratamiento fiscal que estuvo vigente hasta 1998”, añade.

Las pymes, el objeto de deseo

Los seguros de salud son un producto especialmente popular para las empresas de tamaño medio o grande. Según datos del Barómetro Adeslas, la inmensa mayoría de las que ofrecen este beneficio social a sus trabajadores son compañías de 250 empleados o más que facturan de 50 millones de euros en adelante.

“Los seguros colectivos de salud en el ámbito de la empresa tienen un precio muy competitivo que hace que, poco a poco, vayan penetrando también en las empresas de menor dimensión”, sostienen en Unespa.

Aunque, en opinión de la patronal, hace falta un empujón adicional. “El tratamiento fiscal de estos seguros es insuficiente. Lamentablemente, este producto no alcanza todavía a la mayor parte de los trabajadores”, encuadrados en pymes.

Un servicio bien valorado

El alza de primas en seguros de salud confirma la apuesta de las empresas por este tipo de beneficios para sus empleados. El seguro sanitario privado es, de hecho, el beneficio social más valorado y demandado por los trabajadores, por delante del plan de pensiones, plan de jubilación, tiques restaurante o formación, según datos del segundo Barómetro Adeslas de seguros de salud.

La consultora Towers Watson acaba de presentar un estudio sobre cómo perciben las empresas este tipo de seguros. El análisis se ha confeccionado en base a cuestionarios respondidos por 154 compañías de más de 500 trabajadores.

Una de las conclusiones a las que llega el informe es que se sigue manteniendo la tendencia sobre el nivel de satisfacción de las empresas con sus aseguradoras en relación con la gestión y resolución de incidencias. El 69% de los encuestados se muestra satisfecho con el servicio recibido. También están contentos con el esfuerzo de las aseguradoras por mejorar sus cuadros médicos, aspecto en el que da su aprobado el 89% de las compañías a las que se ha consultado.

En cuanto a los beneficios que pueden aportar, las empresas destacan la mejora de la salud física y el control del estrés de los empleados, así como la retención del talento.

Entre los aspectos a mejorar, las compañías que han participado en el estudio destacan la transparencia de los informes y la flexibilidad en la negociación del aumento de primas. “Aún queda mucho por recorrer en todo lo relacionado con la gestión del coste”, concluye José María García, director del área de brokerage de Towers Watson España.

Normas