Los bancos de inversión empeoran sus previsiones

¿Grexit, corralito, pacto? Qué escenario espera el mercado

La falta de acuerdo forzaría a establecer controles de capitales

La incertidumbre seguirá generando volatilidad en los mercados

Cinco Días te explica cómo funciona la deuda de los países. Simpleshow

Todas las Bolsas europeas caen hoy con fuerza, al tiempo que suben las rentabilidades de la deuda soberana (todas salvo la alemana, que sirve de refugio). Es la señal de que al mercado le preocupa cada vez más que las negociaciones entre Grecia y sus acreedores se rompan definitivamente. Este jueves se celebra una reunión del Eurogrupo (ministros de Finanzas de la zona euro) en la que a día de hoy parece muy improbable que se alcance un acuerdo tras el fracaso de las negociaciones de este fin de semana. Estos son los escenarios que descuentan para Grecia los analistas y los bancos de inversión.

Barclays: corralito y posible impago

Los expertos de la firma británica explican en una nota publicada hoy que "si no se alcanza un acuerdo antes de finales de mes se podrían necesitar controles de capitales y el BCE podría aumentar los recortes a los activos griegos y eventualmente congelaría cualquier importe adicional del ELA (fondo de emergencia para su banca)".

No solo eso. En caso de que se dé una ruptura total, desde Barclays también ven más probable un impago de la deuda de Grecia, lo que forzaría al Gobierno heleno a imprimir pagarés para cumplir con sus obligaciones de pago domésticas. Desde un punto de vista político, señalan que aceptar las condiciones de la troika dañaría a Tsipras entre las partes más radicales de su partido, pero que el impacto de un corralito sería mayor sobre el Ejecutivo.

Nomura: 40% de posibilidades de Grexit

En el banco de inversión japonés mantienen un 40% de posibilidades a una salida de Grecia del euro. Es uno de los escenarios que se plantean en Nomura. En un primer momento, considera que hay tres opciones, que en ningún caso pasa por el Grexit en el corto plazo. La primera, que parece lejana pero podría producirse, es un acuerdo de última hora entre Grecia y sus acreedores. En este caso, consideran que Tsipras se vería forzado a convocar un referéndum para conocer la opinión de los ciudadanos sobre los recortes que acarrearía el acuerdo. En tercer lugar se podría producir un impago al FMI a finales de junio lo que, recuerdan, no significaría directamente la salida de Grecia del euro.

Pero expertos de Nomura creen que podría producirse este escenario, que llaman Grexident en vez de Grexit porque sería una salida del euro "por accident"e. Eso sí, reconocen sus dudas sobre el futuro, porque no tienen un escenario base ante las incertidumbres en las negociaciones.

JPMorgan: la UE pierde la paciencia

Los expertos de la firma estadounidense señalan en una nota publicada hoy que Grecia necesita alcanzar un acuerdo con sus acreedores antes de fin de junio. "Parece que la región está perdiendo la pacienda con Grecia y cada semana que pasa, aumenta la exposición de la UE a Grecia al tiempo que sube el límite del ELA (fondo de liquidez de emergencia para la banca helena", avisan.

De cara a la reunión del Eurogrupo de este jueves, desde JPMorgan esperan que los socios de Grecia le den una nueva fecha límite al país para que decida si acepta o no las condiciones que exige para un nuevo acuerdo. "Puede que al final de la semana", aportan. En caso de un no de Atenas, el BCE forzaría al Banco de Grecia a establecer controles de capitales para prevenir la fuga de depósitos y, si se niega, el banco central podría cerrar el ELA a Grecia. Los expertos del banco estadounidense siguen pensando que el Gobierno griego cederá lo suficiente como para alcanzar un acuerdo, pero ahora ve posible que se establezca un corralito.

BNP Paribas: el Eurogrupo del jueves como última oportunidad

En una nota publicada hoy, Gizem Kara, estratega jefe para Europa de BNP Paribas, explica que "la reunión del Eurogrupo del jueves es la siguente, y posiblemente la última, oportunidad para un acuerdo". En su opinión, el desarrollo de los acontecimientos en las últimas semanas ha elevado la posibilidad de un impago del país heleno al FMI (debe pagar 1.500 millones de euros a finales de este mes).

El experto de la firma francesa señala al BCE, porque considera que el banco central tiene la llave del futuro del país. Así, explica que con las fugas de depósitos aumentando, el organismo presidido por Mario Draghi será decisivo porque este jueves los socios de la zona euro podrían presentar a Grecia un acuerdo de "o lo tomas o lo dejas". Y, continúa, "sin acuerdo, el BCE podría cortar el fondo de liquidez de emergencia a la banca griega, lo que conduciría a un control de capitales".

Goldman Sachs: impagos selectivos

El escenario central del Goldman Sachs es que "Grecia no cumpla con algunos de sus compromisos de pago de las próximas semanas pero que se logrará un compromiso para mantener al país en la zona euro. Desde el banco estadounidense destacan que las salidas de depósitos de las entidades financieras helenas se han acelerado en los últimos días y alertan del riesgo de que el BCE cierre el grifo de la banca griega.

Citi: todas las opciones abiertas

Desde Citi señalan a la opción de que se alcance un acuerdo in extremis como la más probable, pero reconocen que las amenazas para que se cumpla este escenario base han crecido mucho recientemente. Así, contemplan distintas opciones bastante menos halagüeñas como un impago del Gobierno griego, la imposición de controles de capitales e incluso una hipotética salida de Grecia de la zona euro.

Entre los puntos relevantes a tener en cuenta en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores está la postura del FMI. En este sentido, desde Citi recuerdan que para varios países la presencia del FMI en un tercer rescate sería condición indispensable. Por eso, explica que para que se alcance un acuerdo "existe la preocupación añadida de que el FMI ya ha prestado mucho dinero a Grecia y de que podría ser reticente a aportar más". Más aún dadas las dudas de la institución presidida por Christine Lagarde sobre la viabilidad de la deuda griega.

Link Securities: tensión en los mercados

Si algo está quedando claro en las últimas sesiones es que el empeoramiento de la situación en Grecia está asustando a los inversores, que deshacen sus posiciones en los activos de riesgo como la Bolsa. Los expertos de Link Securities señalan en su informe diario de mercado que "hasta ahora los inversores venían descontando un acuerdo de última hora que diera una patada a seguir al problema, pero que pueden comenzar a pensar que la posibilidad de un accidente que dé con Grecia fuera de la zona euro, es cada vez más grande. De ser así, los mercados pueden corregir con cierta intensidad dado lo incierto del escenario que deberían afrontar tras el mencionado accidente".

Bankinter: vísperas de un verano "caliente"

Quizá la visión más optimista es la de los analistas del departamento de análisis de Bankinter, que cuentan con que finalmente se alcanzará un acuerdo entre Grecia y sus acreedores. Eso sí, también indican en su agenda semanal de mercados que "debemos estar preparados para un verano caliente debido a Grecia. Nuestra aplicación de la Teoría de Juegos (materia de la que Varufakis es profesor) al caso griego da como resultado un desenlace más lento de lo que los políticos europeos parecen esperar: hasta julio o incluso agosto no tiene por qué cerrase ningún acuerdo".

En su opinión, "lo mejor que podemos esperar es que el problema griego pierda relevancia en las próximas semanas ante la ausencia de avances e incluso noticias, pero aun así el mercado seguiría careciendo de estímulos".

Fidelity: volatilidad a corto plazo

Matt Siddle, gestor del fondo Fidelity Funds European Larger Companies Fund y el Fidelity Funds European Growth Fund, explica en un informe publicado hoy que el principal riesgo para los mercados es la situación en Grecia. Es la nube en un horizonte que Siddle ve despejado en las Bolsas europeas por la mejoría de las expectativas de resultados empresariales.

Siddle cree que "aunque esta circunstancia podría crear algo de volatilidad a corto plazo, el programa de relajación cuantitativa del BCE debería contribuir a mitigar los efectos de contagio. Además, la deuda griega está ahora en manos del BCE y el FMI, lo que crea una barrera de protección para el sistema financiero europeo".

Normas
Entra en El País para participar