La patronal celebra su congreso anual

La UE dará más financiación para la exportación en alimentación

Apoyará la apertura de nuevos mercados para la internacionalización

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, durante su discurso.
El comisario de Agricultura, Phil Hogan, durante su discurso.

La industria de la alimentación celebró ayer la tercera edición de su encuentro anual, Food & Drink Summit, centrada en esta ocasión en la internacionalización de las empresas españolas. El encuentro, organizado por la Federación de Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB) y Kreab, sirvió para celebrar los buenos datos de exportación de 2014.

En el último ejercicio, casi 18.000 empresas españolas de alimentación y bebidas vendieron sus productos en el extranjero, suponiendo una facturación de 24.000 millones, un 6% más que en el ejercicio anterior. El mercado exterior ya supone el 25% de la producción del sector y se espera que alcance el 40% para el año 2020. Son buenas cifras, pero guardan retos para el futuro.

Una de las cuestiones más repetidas durante la jornada, que reunió a cerca de medio millar de profesionales del sector, fue la necesidad de tener una buena colaboración público-privada. En esa línea, el comisario de Agricultura y Medio Rural de la Unión Europea, Phil Hogan, se comprometió a aumentar las ayudas para las campañas de apertura de nuevos mercados para la exportación de empresas agroalimentarias. Afirmó que habrá una cofinanciación comunitaria del 75% para campañas de promoción que se presenten a través de una organización de un Estado miembro, aunque podrá ampliarse hasta el 80% en algunos casos o incluso al 85% cuando se trate de medidas para responder a crisis de mercados.

Jaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio, avanzó en la apertura del evento otras materias pendientes. En primer lugar, “necesitamos abrir más mercados a los que exportar”. El 76% de las ventas fuera se realizan a países de la UE. “Hay que volcar los esfuerzos en Asia, África y el centro de América”.

Para alcanzarlo, se necesitan, según el responsable de Comercio, lograr “más músculo” en un sector que adolece de una importante atomización. García Legaz argumentó que se tiene que facilitar que las empresas se fusionen. Crear firmas mayores ayudaría a que hubiese “grandes marcas”, otro de los temas pendientes, según el secretario de Estado. “Hay que exportar, pero hay que hacerlo con marca y reducir los graneles”, afirmó.

Cambio de presidente en la patronal

El evento fue el último acto de Pedro Astals como presidente de FIAB. El consejo de la organización eligió a Mané Calvo, consejero delegado del grupo Calvo, como su sustituto. Astals fue el encargado de abrir el acto defendiendo que la industria a la que ha representado durante dos años es el “motor de la recuperación de la economía española que se consolida año tras año”. Expresó su agradecimiento a la “colaboración” del Gobierno para este buen comportamiento.

El acto fue clausurado por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. En su discurso, remarcó que “el mercado global es ya nuestro mercado”. Tejerina admitió que la industria de la alimentación es una de las que “mejor comportamiento” ha tenido en España durante la crisis. Sin embargo, hizo una llamada de atención a las empresas del sector exigiéndoles “un cambio de mentalidad” para “no quedarse atrás respecto a otros países”. Terminó su intervención animando a las compañías a invertir en innovación y en tecnología. En esta línea, anunció que el Banco Europeo de Inversión tiene lista una línea de crédito para pymes agroalimentarias que se comunicará antes de final de mes.

Normas
Entra en El País para participar