Mauricio Gª de Quevedo, director general de FIAB

“El consumo interior todavía es muy débil”

Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.
Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

Hoy se celebra en Madrid el Food & Drink Summit, el evento anual organizado por la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas. Este año girará en torno a la exportación de las empresas españolas. Su director general, Mauricio García de Quevedo, destaca el buen ritmo del comercio exterior, que creció en 2014 un 6%, frente a una incipiente recuperación interna.

Pregunta. ¿Con qué ánimos llega la industria al Summit?

Respuesta. Estamos consolidando la recuperación tan fuerte que vimos en 2014. El ritmo de exportaciones es bueno y queremos tener otro año positivo. Hay recuperación de la confianza de los consumidores, hay crecimiento del PIB, y, lo mas importante de todo, hay generación de empleo. Las empresas de alimentación y bebidas han hecho bien sus deberes. Se han internacionalizado sentado las bases para el futuro.

P. Pretenden exportar el 40% de la producción de la industria en 2020, ¿se consiguirá?

R. El ritmo de crecimiento de las exportaciones ha sido del 6%, vemos la base para conseguirlo. Hace unos años exportábamos solo el 15% del total y ahora ya estamos en el 25%. Somos de los países europeos el que mas crece. En 2020 no solo conseguiremos el 40% sino que adelantaremos a países como Italia o Bélgica.

P. ¿Qué se ha hecho bien y qué queda por hacer?

R. Las empresas,cuando vieron la contracción del consumo interno, se pusieron rápidamente a exportar y tienen buenos ritmos de crecimiento. Falta más colaboración público-privada para mejorar la eficiencia de las exportaciones junto al ICEX o el Ministerio de Agricultura. En segundo lugar, hay que ampliar los países a los que exportamos, centrándonos en China, Estados Unidos, Reino Unido o Japón. Tenemos que ensalzar la marca España para lograr más valor añadido que los graneles o los productos sin marca.

P. ¿Qué culpa ha tenido la crisis en salir fuera?

R. Es verdad que cuando el mercado nacional se estanca hay que buscarse otras salidas. Pero es un proceso que ya había comenzado antes, primero centrados en determinados sectores pero ahora con un portafolio de productos mucho más amplio.

P. ¿Se notan mejoras en España?

R. El gran problema es que no hay incremento poblacional y la subida de esta industria está ligada a la población. Esto nunca había pasado. Por suerte, la hostelería está creciendo. Sigue siendo un consumo interior débil que hay que seguir de cerca. Por ejemplo la subida IVA y de otros impuestos al consumo sería bastante perjudicial.

P. ¿Cómo se ven los posibles cambios de Gobierno, quedan temas pendientes?

r.. Nuestras preocupaciones con los posibles gobiernos las hemos trasladado en reuniones que hemos tenido con las formaciones, aportando propuestas y preocupaciones. Entre lo que queda pendiente está el código de buenas practicas. Hay un borrador circulando y esperamos ver el resultado final en unas semanas. La negociación en las partes ha sido leal, aunque haya habido temas más complicados como la innovación o la mediación en conflictos.

“Hay que apoyar a la pyme para que exporte”

La industria alimentaria adolece de una gran atomización. La FIAB, dirigida por Mauricio García de Quevedo, representa a 25.000 empresas de las que más del 90% son pymes. El director general de la patronal asume que les falta músculo para tender a la internacionalización. “Ya están convencidas de que es el camino, lo que falta es darles apoyo para exportar”, comenta. “Hay que aportar información, acceso a ferias, ayudar a abrir mercados, etc.”

El Food & Drink Summit que se celebra hoy ha tenido una “gran acogida”, según explica García de Quevedo. Se centrará en la exportación, materia en la cual el directivo considera que “queda mucho camino por recorrer” para vender los productos españoles en el extranjero “aunque vayamos haciéndolo bien”. Además, remarca el atractivo que tienen las empresas nacionales de cara al exterior. En 2014 recibieron 800 millones de inversión extranjera. El representante de la patronal defiende que el interés por la firma española de alimentación reside “en su dinamismo, potencia y calidad de productos, así como en su variedad”. Eso ha hecho que cada vez más empresas tengan parte de su capital procedente “de cualquier país”, así como de distintos fondos de capital riesgo internacionales.

Normas
Entra en El País para participar