El Consejo de Ministros remite hoy un informe al Pacto de Toledo

Subir la pensión a 123.000 madres costará 51 millones en 2016

Una jubilada haciendo la compra en un mercado.
Una jubilada haciendo la compra en un mercado.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un informe, que remitirá la próxima semana al la comisión del Pacto de Toledo en el Parlamento, con su propuesta de aumentar las pensiones de las mujeres con dos o más hijos entre un 5% y un 15%. Así lo ha anunciado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, donde ha precisado que la iniciativa trata de premiar "no solo la contribución económica de estas mujeres sino también su contribución demográfica".

En concreto, la intención del Gobierno es que este incremento se aplique a todas las madres que se jubilen a partir del próximo 1 de enero de 2016. Así, aquellas mujeres con dos hijos que se retiren a partir del próximo año verán incrementada su pensión un 5%; las que tienen tres hijos, un10% y las que han tenido cuatro o más hijos, un 15%. Estos incrementos se aplicarán no solo a las nuevas pensiones de jubilación sino también a las de viudedad e incapacidad que se den de alta a partir del próximo año.

Según los cálculos iniciales del Gobierno en 2016 se podrán beneficiar de este aumento de la pensión un total de 123.000 mujeres, lo que tendrá un coste en el año de 51 millones  de euros. Esto arroja una media de 414 euros más al año o 30 euros más al mes. Los efectos de este complemento se mutilplicarán en los años siguientes con 241.000 beneficiarias en 2017, 350.000 en 2018 y 455.000 en 2019.

Si se tiene en cuenta que la esperanza de vida media de las mujeres españolas a los 65 años es 22,8 años, esta medida alcanzará un coste a velocidad de crucero, cuando pasen esos 22 años de 1.163 millones al año. No obstante, este coste podría variar en función del tamaño de las distintas cohortes de mujeres que vayan accediendo a la jubilación, de las carreras de cotización de estas mujeres y de su número de hijos.

Así, por ejemplo, las cohortes de jubiladas procedentes del baby boom que accederán a la pensión alrededor de 2035 en adelante serán más numerosas e irán teniendo mayores carreras de cotización, lo que aumentaría el gasto. Si bien este mayor coste se verá contrarrestado probablemente, al menos en parte, por un numero menor de hijos de estas cohortes de mujeres.

Báñez ha explicado que con esta medida está incluida dentro de las recomendaaciones de la última Estrategia para la Igualdad del Consejo Europeo que se aprobarán definitivamente el próximo 28 de junio. Según la titular de Empleo la iniciativa española es similar a lo que ya se aplica en Francia, donde hay un complemento del 10% de la pensión para madres con más de tres hijos; mientras que en Alemania se consideran cotizados todos los años de educación de los hijos independientemente de si la madre ha trabajado o no.

No obstante, aún quedan muchos detalles por perfilar sobre esta medida, que deberán cerrar los grupos parlamentarios en la Comisión del Pacto de Toledo. Una de las mayores incógnitas es si las beneficiarias de la pensión máxima quedarán excluídas de esta mejora, ya que en la actualidad la ley no permite que un complemento suba la prestación máxima por encima de lo marcado en la ley anual de presupuestos. De hecho Báñez dijo ayer que este incremento beneficiará en su mayoría a "salarios medios, clases medias y jubilaciones medias, no a las que tienen más alta jubilación. Si bien un cambio legal podría incluir también a las beneficiarias de la pensión máxima en esta mejora.

Normas