Breakingviews

Cambios en su reserva

Algunas empresas europeas quieren iniciar una nueva era de internet. El objetivo es reducir los costes. La pregunta es si convencerán a los consumidores.

En este momento, hoteleros y compañías aéreas dependen de agregadores como Expedia y Booking.com en gran parte de su negocio online. Los dos sitios web representan alrededor del 70% de las reservas de hoteles en todo el mundo.

Accorhotels de Francia quiere recuperar algo de ese negocio. El miércoles describió sus planes para crear su propia plataforma, que estaría abierta a otros hoteleros. Un día antes, el grupo de aerolíneas alemán Lufthansa aseguró que aplicará un recargo de 16 euros a cada vuelo reservado a través de plataformas online independientes, en lugar de en su propia web.

Los proveedores están empezando a reconocer el potencial de beneficiarse de los datos de los clientes

Merece la pena luchar por las sumas implicadas. Lufthansa asegura que paga más de 100 millones de euros anuales por utilizar los llamados sistemas de distribución global. Accor paga para alcanzar la cima de las búsquedas de Google. También está el valor potencial del big data. Los proveedores están comenzando a reconocer el potencial de beneficiarse de los datos privados, ofreciendo el precio justo a los clientes adecuados.

Para Lufthansa, el nuevo plan está cargado de ironía. Conserva una participación del 1% en Amadeus, que ayudó a fundar como empresa conjunta con otras tres aerolíneas. Entonces vio las ventajas de las plataformas independientes unificadas –las economías de escala y la ausencia de conflictos de interés–. Este tipo de pensamiento ayudó a la empresa de datos financieros Markit a persuadir a sus accionistas, los principales bancos, para contar con la información que a continuación, envasa y vende de nuevo a sus proveedores. Markit es ahora una compañía de 5.000 millones de dólares (unos 4.450 millones de euros).

Pero a las autoridades de competencia de la UE no les gustan los jugadores dominantes. También puede que los consumidores no estén interesados en recorrer varios sitios para encontrar el mejor precio, incluso si pueden ahorrar un porcentaje sobre la mejor oferta de un agregador. Tal vez Accorhotels y Lufthansa encuentren que Bruselas es más fácil de complacer que muchos de sus clientes.

Normas