Industria ultima una tercera propuesta que enviará a la CNMC

Carbunión acusa a las eléctricas de torpedear el plan del carbón

Industria ha elaborado una tercera versión del mecanismo

Iberdrola niega que se haya quejado a Bruselas

Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa; Ignacio Galán, presidente de Iberdrola;el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de Unesa, Eduardo Montes.
Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa; Ignacio Galán, presidente de Iberdrola;el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de Unesa, Eduardo Montes.

El Ministerio de Industria está ultimando la tercera versión de la orden ministerial por la que se establece un incentivo a las centrales térmicas que realicen inversiones de mejora medioambiental a cambio de que estas firmen contratos de compra de carbón a largo plazo. Según declaró la semana pasada el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, esta misma semana el ministerio remitirá a la CNMC la propuesta de orden para su dictamen, después de que el texto haya sido sometido a los comentarios de las grandes eléctricas y de algunos contactos con ellas.

Según denunciaba ayer la patronal de las empresas mineras, Carbunión, las eléctricas estarían torpedeando la solución planteada por el Gobierno. Por un lado, representantes de Iberdrola “están presionando a Bruselas” contra una orden que, en todo caso, debe recibir el beneplácito de la CE como posible ayuda de Estado. Iberdrola niega haber realizado “ninguna queja formal o informal” en Bruselas. La baza de las grandes de Unesa contra una norma que les obligaría a la compra de mineral autóctono es que Bruselas no admita el mecanismo que el Gobierno quiere aplicar.

Una de las más reticentes, Gas Natural Fenosa, sigue negándose a aceptar la compra de carbón a los plazos tan largos (cuatro años) que plantea el ministerio. A Endesa, por su parte, no le salen las cuentas en su central de Compostilla, según ha trasladado la eléctrica al ministerio. Concretamente, el incentivo no cubriría las inversiones en desnitrificación que está obligada a hacer en esta planta para seguir funcionando más allá de su vida útil y recibir.

A mediados de mayo, se conoció la segunda propuesta remitida por el ministerio a las compañías afectadas, en la que se mejoraban las condiciones iniciales. Frente a un incentivo de 72.000 euros/MW instalado que ofrecía en un principio, en esta proponía un pago de 92.000 euros/MW. Por contra, frente a una obligación de compra de 280.000 toneladas por cada grupo con una potencia de 350 MW, el segundo texto fijaba 420.000 toneladas.

Tanto eléctricas como mineras dicen desconocer la versión definitiva que el ministerio enviará a la CNMC, pero confirman que se han introducido algunos cambios. El incentivo consistiría en una retribución por unidad de potencia vinculada a la realización de inversiones medioambientales (a las que obliga la directiva sobre emisiones industriales para instalaciones que quieran continuar funcionando más allá de su vida útil), de la que se derivan los 92.000 euros/MW.

A cambio, las eléctricas, especialmente Endesa y Gas Natural Fenosa, deben comprar anualmente entre 2015 y 2018 (incluido) carbón autóctono equivalente a un mínimo de seis millones de termias PCS/MW instalado, frente a los cuatro millones de la propuesta descartada (esto es, 420.000 toneladas por grupo).

El pasado viernes, el secretario de Estado de Energía hizo subir a su despacho a los miembros del sindicato USO que se manifestaba en la puerta del Ministerio de Industria. En la breve reunión que mantuvo con ellos, Nadal les prometió interceder personalmente para que las eléctricas compren carbón para sus centrales. De no lograrlo, aseguran representantes sindicales, el ministerio tiene calculado el precio del cierre de minas y los costes sociales.

El presidente en funciones de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, achacó ayer a la “absoluta insensibilidad y arrogancia” del ministerio y su titular, José Manuel Soria, con la minería parte de los resultados cosechados en León, donde el PP ha perdido la mayoría absoluta, 11 escaños menos que en 2011.

A su juicio, en la pérdida de tres procuradores del PP en León “algo tendrá que ver la absoluta insensibilidad y arrogancia con la que están tratando el tema tan complicado y sensible” como es el de la minería. “Creíamos que la arrogancia era algo de los socialistas y también a nosotros nos puede estar pasando”, subrayó Herrera.

Hullera Vasco-Leonesa, a concurso de acreedores

a CNMV suspendió ayer la cotización de Hullera Vasco-Leonesa después de que esta compañía presentase la declaración de concurso de acreedores. El consejo de Hullera acordó “por unanimidad” solicitar concurso de acreedores y lo ha presentado “voluntariamente”, según comunicó al regulador. En él mostró su “firme voluntad” de presentar una propuesta de convenio que garantice “la salvaguarda de los derechos e intereses de sus trabajadores, acreedores y accionistas” y “la gestión de su continuidad”.

En febrero, la sociedad presentó el inicio de negociaciones para refinanciar los compromisos adquiridos con los acreedores a corto plazo, pero las causas que originaron el estado de insolvencia no solo no desaparecieron, sino que agravaron el deterioro económico de la sociedad, según indica Hullera Vasco-Leonesa a la CNMV. Ya en mayo, puso en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas productivas, por un plazo de seis meses, que afecta a 335 trabajadores. Entre las causas de este expediente, la empresa apunta a la demora en la aplicación del nuevo mecanismo de apoyo al carbón. Principal suministrador de las térmicas de Gas Natural, esta eléctrica no está comprando carbón.

En el primer trimestre de este año, la compañía elevó sus pérdidas un 24%, hasta 10,68 millones de euros. La cifra de negocio de Hullera en el primer trimestre alcanzó los 6,43 millones de euros, un 45,3% más que en el mismo periodo del año anterior.

Las mineras, que esperan una solución desde finales del año pasado cuando caducó el anterior sistema de incentivos, han aceptado la propuesta de Industria de que cada grupo térmico de 350 MW compre 420.000 toneladas anuales.

Normas