Tribuna

Un momento dulce

Durante esta última semana, el sector gasista español ha celebrado su 40 Reunión Anual. Un año más, ha sido un éxito gracias a la implicación del sector, de las Administraciones Públicas y de expertos en energía, a quien quiero agradecer su fidelidad y complicidad para posicionar a la industria del gas en el lugar que le corresponde en nuestra sociedad.

Por segundo año consecutivo, hemos contado con el apoyo del ministro de Industria, Energía y Turismo, quien, en su intervención inicial, destacó la robustez y fortaleza del sector. Y como viene siendo habitual, con el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, quien señaló que España está bien posicionada para participar activamente en la estrategia europea de seguridad de suministro.

Nuestro sector se encuentra en un momento dulce, por tratarse de la energía tradicional con unas características ambientales y económicas más favorables. A esto se debe sumar el momento de expansión que vive el gas en nuestro país, reforzado por un escenario de estabilidad regulatoria, al cual se ha llegado con un amplio margen de diálogo con el Ministerio.

Como se ha podido ver durante los dos días de ponencias, el entorno está lleno de oportunidades. Nos encontramos ante un escenario donde hay más disponibilidad de gas, elemento que va a tener un efecto en los precios y en los movimientos del gas natural licuado (GNL) por todo el mundo. Este hecho, sin duda, no deja de ser una oportunidad para las empresas españolas, que ya tienen una amplia experiencia en este campo.

Actualmente, nuestro país cuenta con seis regasificadoras activas, que suponen el 36,5% de la capacidad de almacenamiento de GNL de Europa. También dispone de seis conexiones internacionales (dos con el norte de África, dos con Portugal y dos con Francia) y con una creciente actividad de recarga de buques, que durante el año pasado aumentó en un 89%, permitiendo exportar gas con destino a cualquier lugar del mundo.

También nos encontramos en un entorno donde la sostenibilidad ambiental va a tener cada vez más importancia, ya que tanto las emisiones de CO2 como de partículas se convertirán en un elemento clave para la gestión de nuestras ciudades. En este escenario –con unas ciudades que cobijarán en pocos años, según previsiones, el 70% de la población–, al gas se le abre una gran oportunidad, tanto en los usos tradicionales como en la utilización en el transporte, tanto terrestre como marítimo.

Otro elemento clave para el gas es la innovación. El sector gasista es consciente de lo importante que es innovar y ofrecer nuevas soluciones, tanto técnicas como comerciales, para hacer frente a las oportunidades que nos permitirán seguir creciendo.

Además de estos elementos de entorno que favorecen el futuro desarrollo del sector, durante la Reunión Anual de Sedigas se han destacado otros elementos importantes que marcan su actualidad. Uno de ellos es la seguridad, tanto de aquellas personas que trabajan en nuestras empresas como para nuestras compañías. En este sentido, la erradicación de accidentes graves y mortales en nuestra industria es sinónimo de buena gestión.

Otro elemento es el enfoque al cliente. Por este motivo ha sido importante escuchar las visiones de las asociaciones de consumidores y de las administraciones que tratan con el consumidor de gas sobre qué debemos hacer para ofrecer un servicio de mayor calidad y de mayor cercanía y transparencia ante los consumidores.

Finalmente, no debemos olvidar el mensaje que nos ha hecho llegar la administración europea. Entre sus grandes objetivos destacan la necesidad de diversificar el suministro del continente, la consecución de un verdadero mercado único de la energía y la descarbonización –donde el gas puede desarrollar un papel fundamental por sus bajas emisiones–. Todos ellos constituyen una oportunidad para nuestro país, al tener la posibilidad de constituirse, en pocos años, como puerta de entrada de gas hacia Europa.

En definitiva, el sector del gas dispone de un producto que por sus características de disponibilidad, competitividad e impacto medio ambiental, le coloca en una situación ventajosa que debe saber aprovechar. No dudemos pues en avanzar con impulso y responsabilidad.

 Antoni Peris es presidente de la Asociación Española del Gas (Sedigas)

Normas